•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) contempla crear la pastoral de emergencia en cada diócesis, para estar preparada ante situaciones de crisis sociales como las que atraviesa el país en estos momentos.

Este lunes, los obispos analizaron la situación sociopolítica del país y “en primer lugar, hablamos de nuestra pastoral, de una pastoral de emergencia que estamos trabajando para proyectarla para el próximo año”, afirmó monseñor Rolando Alvarez, obispo de la diócesis de Matagalpa.

 Policía presenta a otros cinco señalados de terroristas

El cardenal Leopoldo Brenes, arzobispo de Managua y presidente de la CEN, afirmó que las diócesis están enfrentando dificultades.

“Hablamos sobre acciones pastorales que tenemos que ir realizando como obispos, cada uno expresó cómo miraba la situación en sus diócesis; en todas tenemos complicaciones de una o de otra forma”, expresó Brenes.

Sin carta pastoral

Los obispos dijeron que en este momento no tienen planificado emitir una carta pastoral a los nicaragüenses, pero recalcaron las preocupaciones por la coyuntura del país.

El Cardenal Brenes enfatizó que a los obispos les “preocupa toda la tensión que se está generando, de manera especial por las personas que están siendo detenidas por la situación de las marchas, la parte económica, la pobreza de la gente”.

 Apresan y liberan a doña Coquito

En cuanto a las posibles soluciones, monseñor Alvarez manifestó que “nosotros siempre estamos dispuestos al diálogo, la Iglesia siempre está dispuesta; es importante que se respete el derecho a la manifestación pacífica, hay que hacer las manifestaciones siempre dentro de los parámetros pacíficos”.

La pastoral de emergencia contempla acciones inspiradas en el evangelio para atender y dar respuesta a los pobladores durante situaciones de crisis sociales o naturales, explicó el sacerdote Luis Alberto Herrera, rector de la Catedral de Managua.

“Son lineamientos de trabajo animados por el evangelio que nos impulsan a mostrar el rostro cercano de Cristo con la gente, por ejemplo, como en la crisis que vivimos ahorita en el país”, señaló Herrera.

 CPDH: 10 mayores de 60 años son presos políticos

El sacerdote agregó que “con esta pastoral de emergencia vienen a participar de manera directa las Cáritas diocesanas, cada diócesis tiene una Cáritas, que es la parte de acción social, la acción social de la diócesis con el más pobre, con el más necesitado, pero obviamente se requiere diseñar otras acciones que en conjunto con Caritas den respuestas a las emergencias posibles”.

“Pueden ser emergencias como las que hemos tenido, de crisis sociopolítica, pueden ser emergencias naturales, como terremotos o maremotos, se trata de  acciones para dar respuesta a la gente más necesitada”, enfatizó Herrera.

Durante las protestas, los templos católicos sirvieron de refugio para las personas perseguidas y heridas por parapoliciales y la Policía Nacional, sobre todo, entre abril y julio. 

En las mismas parroquias se improvisaron clínicas para atender heridos. La misma Catedral de Managua albergó a centenares de jóvenes.