•  |
  •  |
  • END

El Procurador General de la República, Hernán Estrada, aseguró ayer que intervendrá ante las autoridades judiciales como tercer opositor en defensa de los intereses de la poeta Ninfa Farrach para que su vivienda le sea restituida a lo inmediato, ya que el martes pasado fue desalojada deforma brutal de su propiedad.

Además, tomará las acciones pertinentes para que la Financiera Nicaragüense de Inversiones (FNI) asegure el derecho constitucional de todo ciudadano de tener una vivienda digna frente a cualquier circunstancia, expresó el procurador después de tener una reunión con la afectada en la PGR.

“Ya he tomado contacto con la señora Farrach para decirle que en mi carácter de abogado del Estado y en representación del presidente Daniel Ortega, puede sentirse segura de que goza y gozará del respaldo efectivo, que gozará de la Seguridad Jurídica, la cual no debe ser exclusiva de los Bancos”, dijo el Procurador.

Reconoce abuso de autoridad

Estrada calificó de lamentables los hechos sucedidos a Farrach de parte del juez de Masaya, Danilo Jiménez, “quien sin tomar en cuenta los derechos fundamentales constitucionales, desalojó de su vivienda a esta señora en el marco de un Juicio Bancario que una entidad financiera reclama como propia”, dijo.

También recordó que independientemente de los derechos hipotecarios y litigiosos que cualquier entidad financiera pueda ser acreedora, es política del Gobierno de Reconciliación proteger los derechos de los más desposeídos, y “como Estado es deber intervenir en casos de abuso de autoridad o uso de la fuerza como el cometido”.

Pérdidas

Aunque las autoridades se reivindiquen con la poeta reconociendo sus derechos constitucionales, la marca sicológica y el daño causado a sus bienes quedó para la historia de la escritora, ya que como resultado del brutal desalojo que vivió el martes pasado, la poeta Ninfa Farrach inició una huelga de hambre, y muchos de sus animales domésticos no resistieron los golpes con que fueron sacados de la propiedad y perecieron, como un cerdo padrote de casi 500 libras.

Además, se extravió un bolso con joyas, entre éstas un anillo de diamantes que ha pertenecido a la familia por generaciones.

“Hicieron desastres con mis cosas. Ese cerdo estaba valorado en 9 mil córdobas y era el padrote de mi granja. A esta gente no le bastó con sacarme de mi propiedad, sino hasta hacerme daño. Quebraron la cocina, las patas de la cama y las joyas desaparecieron”, expresó Farrach.

La queja sobre el desalojo ya llegó hasta la Procuraduría de los Derechos Humanos, y según la desalojada, ayer fue atendida por Karla Vanegas Zamora, donde le prometieron que la ayudarían en el caso.

“Me dijo que iban a requerir al juez y al procurador que ya sabía del caso. Confío en que ellos me ayuden”, expresó la poeta.

Negativos

Mientras tanto, el juez Danilo Jiménez Cajina, del Juzgado de Distrito Civil de Masaya, al ser consultado por EL NUEVO DIARIO sobre el caso, dijo que no podía atendernos porque estaba con otras personas.

“Hasta mañana con todo gusto le mostraré todo lo que quiera, ahora estoy atendiendo a otras personas”, expresó.

También intentamos saber la versión de la Financiera Nicaragüense de Inversiones, pero desde el martes pasado en la oficina de asesoría legal de la institución financiera dicen que el responsable del área, Carlos Manzanares, está en reunión, y pidieron que dejara número de teléfono para regresar la llamada.

Por la tarde, integrantes del Movimiento Nacional del Norte, filial Masaya, llegaron a apoyar a Farrach. “Venimos por que consideramos que es una injusticia lo que hicieron con la señora y la vamos a apoyar”, dijo Rosa Mairena, representante del movimiento en Masaya.

La artista plástica, por su parte, aclaró que ella recibe bien el apoyo, pero siempre en el marco del respeto y la pasividad, porque ella es la víctima y no hará nada que parezca lo contrario.

El apoyo no se hizo esperar, y la Asociación Nicaragüense de Escritoras (Anide) emitió ayer un comunicado de absoluto respaldo a la poeta por el agravio que se está cometiendo contra ella.

“Sumamente consternadas hemos leído la mañana de hoy el brutal desalojo del que fue víctima la escritora y artista plástica Ninfa Farrach. Demandamos a las instancias correspondientes le den inmediata respuesta, restituyéndole a la escritora el bien usurpado que no es más que su patrimonio familiar, así como la garantía a su pleno derecho de propiedad”, reza el comunicado.

Lo que siempre está en duda es la maraña legal con que actuó el FNI, pues no se sabe cómo Ytaca adquirió la propiedad, si la Cooperativa “Víctor Manuel Lazo” nunca tuvo existencia jurídica, según Efraín Osejo, abogado de la poeta, y no se sabe con qué documentos legales el FNI aceptó supuestamente una hipoteca de la propiedad.