• Estados Unidos |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Las personas que poseen el permiso temporal de trabajo (TPS, por sus siglas en inglés) podrán seguir viviendo y laborando en los EE. UU., sin temor a ser deportados, confirmó el juez federal, Edward M. Chen, en una misiva publicada este miércoles, en la que bloquea la decisión del presidente Donald Trump de eliminar los permisos de trabajo temporales a los países de Nicaragua, Honduras, El Salvador, Haití y Sudán.

Inmigrantes en EE.UU. piden a la Justicia que suspenda la cancelación del TPS

La extensión del TPS, se da luego que las organizaciones Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) y la Alianza Nacional TPS interpusieron una demanda en contra de la administración del presidente Trump, que pretendía terminar con los permisos de trabajo de más de 300,000 personas que han vivido en este país norteamericano por más de 20 años.

Protesta de centroamericanos afectados por la cancelación del TPS el año pasado.

Los demandantes expusieron al juez federal que las personas portadoras del TPS no podían regresar a sus países de origen, por el peligro que se vive en ellos a causas de pandillas, delincuencia común y problemas sociopolíticos.

Se calcula que más de 2,500 nicaragüenses son portadores del TPS, quienes de momento tienen garantizados los permisos de trabajo y descartan la posibilidad de ser deportados a Nicaragua.

Presentan proyecto en Estados Unidos para extender beneficio migratorio TPS hasta 2021

Los nicas iban a ser el primer grupo de inmigrantes deportados de Estados Unidos, cuando se les venciera el TPS el 5 de enero del 2019.

Protesta de centroamericanos afectados por la cancelación del TPS el año pasado.

La nicaragüense Rosa González, quien lleva más de 21 años viviendo en los Estados Unidos y fue una de las primeras inmigrantes en recibir el TPS, dijo este miércoles sentirse muy contenta porque ya podrá vivir en paz, sin el temor a perder su trabajo ni a ser deportada.

​​Congresista gestiona residencia permanente a quienes perderán TPS, incluidos nicaragüenses

“No sabe lo feliz que me siento por haber recibido esta buena noticia, desde que anunciaron que ya no renovarían mi permiso de trabajo, mi vida ha sido un calvario. He pasado muchas noches sin poder dormir pensando que me iba a regresar a Nicaragua, pero ahora siento que mi Jehová me ha dado una oportunidad nuevamente a mi vida”, expreso.