•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Policía Nacional asegura que el motivo de la muerte del joven Denis José Madriz Obando fue el robo, y presentó a dos personas señaladas de asesinarle en el barrio Jorge Dimitrov. Son Israel Augusto Madrigal Vallecillo, de 23 años y Walter José López Martínez, alias “walterín”, de 36 años.

Ambos fueron detenidos horas después de que la familia de Madriz encontrara el cadáver de este en la morgue del Instituto de Medicina Legal, la tarde del miércoles, donde estaba desde el domingo.

 ​​Entierran a Denis Madriz, el manifestante asesinado en Managua

Denis Madriz, de 28 años, había denunciado días antes, en sus redes sociales, que era asediado por simpatizantes del gobierno en su barrio, la colonia 10 de Junio, porque él participaba en las protestas antigubernamentales.

Desapareció la noche del sábado pasado y su familia lo buscó durante tres días hasta que lo hallaron en el IML.

Horas después que la familia denunció el asesinato de Madriz, quien presentaba dos orificios de bala en un costado del torax, el comisionado general Sergio Gutiérrez, segundo jefe de la Policía de Managua, afirmó que el móvil del homicidio había sido el robo, pero no explicó qué le habían robado ni por qué le habían disparado.

Inconsistencias

Según el jefe policial, el sábado 29 de septiembre, el joven Madriz Obando asistió a la fiesta de cumpleaños de Clodobina Patricia Ruiz Alaniz, en la Colonia Centroamérica, acompañado de su amigo José Rodolfo Caballero Salgado.

En el sitio web de la Policía habían publicado un comunicado, antes de la conferencia del oficial Gutiérrez, informando que Madriz Obando llegó solo a la fiesta a las 7:00 p.m.

 Policía de Nicaragua presenta a sospechosos del crimen de Denis Madriz

A las 10:00 p.m., según la Policía, Madriz fue con Israel Augusto Madrigal Vallecillo a una discoteca, donde ingirieron alcohol hasta la una de la madrugada. Luego habrían ido al motel Los Encuentros y después de un tiempo no especificado, Madrigal salió del motel y tomó un taxi que lo trasladó a su casa en la comarca Los Vanegas, dejando a la víctima en estado de ebriedad en el interior del negocio.

La versión policial indica que más tarde, no precisa la hora, Denis Madriz se trasladó –tampoco se indica si a pie, en vehículo particular o taxi- hacia el barrio Jorge Dimitrov, exactamente del busto de José Martí, dos cuadras al este, 75 varas al sur, donde presuntamente fue asaltado por personas desconocidas y baleado.

El primer comunicado policial expresa que a las 3:00 a.m., Denis fue atendido por una unidad de bomberos en la vía pública y trasladado con vida al hospital Manolo Morales, donde murió, pero este detalle no fue reafirmado por el comisionado Gutiérrez durante la conferencia posterior.

A Walter José López, el segundo acusado por el crimen, la Policía lo señala de contar con múltiples antecedentes delictivos como robo y posesión de armas de fuego, pero el Comisionado no precisó cuál es la implicación de López en el asesinato de Madriz ni cómo lograron vincularlo.

El entierro

Mientras la Policía ofrecía la conferencia, los familiares, amigos y vecinos del joven Denis Madriz Obando participaban en su funeral.

Su padre, Alfredo Madriz, dijo que la familia todavía no tenía claridad sobre cómo ocurrió la muerte de Denis. "No puedo acusar a nadie, habrá que esperar", expresó.

 Manifestante aparece muerto

Algunos familiares y amigos recordaron que Denis fue un participante activo en las manifestaciones contra el Gobierno, y desde sus redes sociales solía expresarse en contra de los ataques de parapolicías, asedio a las marchas y la represión a las protestas.

El 15 de junio, Denis Madriz escribió en su cuenta de Facebook que estaba siendo víctima de asedio, razón por la cual responsabilizó a vecinos simpatizantes del Gobierno, en caso de que le pasara algo.

“A mi casa pasaron tomándole fotos en una camioneta, si a alguien de mi familia o a mí nos pasa algo, hago responsable al CPC (Consejo del Poder Ciudadano) de mi cuadra”, escribió Madriz en su cuenta de Facebook.

El pasado 29 de septiembre, día en que desapareció, había escrito: “dicen que viene un paro nacional por una semana, yo sí apoyo el paro. Nos quieren callar, nos quieren matar, nos quieren encarcelar”.

En el cortejo fúnebre, los acompañantes gritaron consignas antigubernamentales y muchos portaron la bandera de Nicaragua.