•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El departamento de Chinandega es la zona más afectada por las lluvias de las últimas horas en Nicaragua, debido a que la saturación de los suelos aumenta el riesgo de deslizamientos de tierra en zonas altas, informó el Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastre (Sinapred).

Las lluvias que afectan al país en las últimas horas, tanto la zona del Caribe como el Pacífico, tienen su origen en dos zonas de bajas presiones con potencial ciclónico, reiteró esta mañana en conferencia de prensa el Sinapred.

Los puntos con riesgo de deslaves por la saturación de suelos son las laderas de volcanes y cerros. Asímismo, en algunas zonas montañosas de la región Central, indicó Sinapred.

El director del Sinapred, Guillermo González, dijo a medios oficialistas, que están atentos con toda la población que habita en zonas con riesgo de deslaves.

Explicó que dos señales de posibles deslaves que la gente debe atender son la inclinación de árboles y el hecho de que las piedras empiecen a rodar sobre las colinas.

González precisó que están suspendidos lo zarpes de embarcaciones debido al oleaje que se espera alcance los 3 metros en el Pacífico.

Un cauce capitalino sirve de drenaje pluvial, mientras los conductores avanzan cautelosos en las calles de Managua. Bismarck Picado/ END

El Sinapred también reporta la caída de árboles debido a los vientos.

El Observatorio de Fenómenos Naturales (Ofena), asegura que este viernes y mañana sábado se espera la mayor cantidad de lluvia en el país.

El área de baja presión en el Caribe se está alejando hacia el norte, en dirección a la península de Yucatán, por lo que el fenómeno en el Pacífico es el que estará produciendo la mayor cantidad de precipitaciones en todo el Pacífico y Centro de Nicaragua.

Reportes de corresponsales

Diferentes reportes de corresponsales de El Nuevo Diario indican que las lluvias se mantienen constantes en todos los depatamentos del país.

En Granada han persistido las lluvias desde el jueves por la noche. Hasta el momento no se registran daños, y la población permanece cautelosa en sus viviendas.

Los negocios del caso urbano y el transporte público en Granada están funcionando, aunque se observa muy poca afluencia de visitantes y usuarios.

Igualmente las lluvias han afectado las ventas en el mercado municipal granadino ante la ausencia de compradores.

En Estelí los habitantes han tenido que salir con paraguas, capotes y chaquetas a sus centros de labores y de estudio para protegerse de la llovizna que amaneció cayendo esta mañana.

Los bomberos y la Cruz Roja filial de Estelí no reportan emergencias debido a las lluvias hasta le momento.

En la ciudad de Diriamba, Carazo, la lluvia ea muy fuerte desde horas de la madrugada, en estos momentos se registran calles inundadas en el sector de la gasolinera Uno, salida al mar. Habitabtes de ese sector reportan que sus casas están inundando debido a que la carretera está en reparación y no hay desagüe se agua pluvial.

Alrededor de diez casas son las afectadas en Diriamba y los pobladores piden a las autoridades competentes a buscar una pronta solución al problema.

Conductores de vehículos en Managua avanzan despacio durante la caída de fuertes lluvias en la capital. Bismarck Picado/ END

También el mercado Manuel de Jesús Rivera, La mascota, de Diriamba, está intransitable, pues a pesar de que hay zanjas para el desagüe, estas han sobrepasado su capacidad debido a la gran cantidad agua de lluvia.

Algunos comerciantes que se encuentran vendiendo al intemperie han optado por cerrar sus ventas y los demás comerciantes permanecen en el interior de sus tramos ante la poca asistencia de compradores.

En León se registran lluvias acompañadas de tormentas electricas desde el pasado sabado, pero hasta el momento no se reportan afectaciones.

Un niño camina bajo la lluvia en una calle inundada por las fuertes corrientes que causan las lluvias que caen sobre Managua. Bismarck Picado/ END

Habitantes de los municipios de El Sauce y El Jicaral registran desde este jueves fuertes precipitaciones y crecida del río Sinecapa pero no se reportan afectaciones.

En el Astillero, Tola, del departamento de Rivas la lluvia es constante y con fuertes vientos y obstruye la visibilidad de los conductores de vehículo.

El cuarto comandó militar del Ejército de Nicaragua en Rivas, aún no reporta afectaciones por las lluvias que caen de forma persistente desde horas de la madrugada de hoy.