•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La Policía Nacional de Nicaragua presentó la mañana de este marte como delincuente a Vidal José  Canizales Hernández, hijo de Oswaldo Canizales, el hombre arrastrado por una patrulla policial en el departamento de Carazo en agosto pasado.

Osvaldo Canizales había denunciado que a su hijo Vidal Canizales la Policía Nacional lo sacó con violencia de su casa a finales de julio y que otro de sus hijos estaba desaparecido.

Lea: Arrestan en Carazo a hombre que denunció desaparición de un hijo y detención del otro

Después de haber hecho pública la denuncia, al señor Oswaldo Canizales lo detuvo la Policía con violencia, lo esposaron a la tina de una camioneta policial y lo arrastraron por las calles de la ciudad de Jinotepe, horas más tarde lo dejaron en libertad, pero siguieron asediando su vivienda.

Ahora, dos meses más tarde, la Policía Nacional acusa a su hijo Vidal Canizales de crimen organizado, secuestro, torturas, asalto y portación ilegal de armas de fuego.

Edwin Carcache denuncia torturas y canta el himno de Nicaragua previo a su audiencia

También se le acusa de ser cabecilla del tranque ubicado Las Palmeras, en la entrada de Jinotepe Carazo, donde supuestamente junto con otros sujetos, secuestraron al ciudadano José Antonio Palacios Velázquez y José Roberto Castro Flores, trasladándolos al colegio La Inmaculada, donde los torturaron y les robaron una motocicleta. De acuerdo a la versión policial, los hechos ocurrieron el 20 de junio.

Según la Policía a Vidal Canizales se le ocupó un arma de fuego y municiones de escopeta calibre 12. Tambien informó que registra antecedentes delictivos por robo con intimidación, secuestro y lesiones. 

Hombre arrastrado por la Policía en Carazo denuncia acoso

En agosto, Oswaldo Canizales dijo que su hijo “no es ningún delincuente” y que, durante las protestas antigubernamentales, el joven estaba trabajando como cobrador de un microbús de la cooperativa Coodevo. “Nunca anduvo metido en nada (protestas ni tranques), todo lo que están haciendo con él es injusto", relató Canizales.