•   Carazo, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La madrugada de este viernes pobladores de la zona costera de Diriamba, del departamento de Carazo, reportaron el derrumbe del estero, en la zona de la bocana de Casares, lo que provocó el arrastre hacia mar adentro de tres lanchas, de las cuales dos han sido rescatadas en buen estado por la Asociación de Bomberos Voluntarios de Diriamba.

Pese al esfuerzo por sacar la tercer lancha del mar, el intento fue fallido porque, según una fuente de la Fuerza Naval del Ejército de Nicaragua, las olas oscilan entre los 2 y 2.5 metros de altura, con ráfagas de viento que van desde los 35 a 37 kilómetros por horas.

Según Francisco Molina, encargado de servicios municipales de la alcaldía de Diriamba, recibieron la llamada de alerta de parte de los habitantes de la zona, lo que hizo que rápidamente se activara la alerta temprana contra desastres naturales.

"Los bomberos lograron sacar dos lanchas que habían sido arrastradas por el mar, la brigada del Comité Municipal para la Prevención de Desastres está activada, las lluvias son intensas al igual que el viento, y el oleaje es bastante fuerte, gracias a Dios no se reportan víctimas que lamentar", expresó Molina por vía telefónica.

Asímismo, Juan José Gutiérrez, pescador de Casares, argumentó que la Fuerza Naval dio aviso a los acopios de la suspensión de las labores de pesca.

"Desde ayer jueves se suspendió la pesca, esta situación se da año con año aquí, el derrumbe es normal pero ahora nos agarró movidos, en este tiempo es mejor acatar las órdenes que dan las autoridades porque el mar se pone bravo y así se evitan accidentes", comentó el pescador.

El río La Flor, ubicado en la zona costera de la ciudad de Diriamba, Carazo, ha crecido por las fuertes lluvias y ha bloqueado el paso vehicular, justo 300 metros antes de llegar al puente que conecta a Casares con otras comunidades vecinas. Tania Narváez/ END

Crece caudal del río La Flor 

El río La Flor, ubicado en la zona costera de la ciudad de Diriamba, Carazo ha crecido por las fuertes lluvias y ha bloqueado el paso vehicular, justo 300 metros antes de llegar al puente que conecta a Casares con otras comunidades vecinas.

"El transporte para el lado de Huehuete, El Tamarindo y Tupilapa se suspendió, ya no se pueden arriesgar a pasar por el puente porque sería fatal, ya falta poco para que el nivel de río tape el puente", indicó preocupado Abelardo Espinoza, habitante de la zona.

Oficiales de la Fuerza Naval recorren la zona costera de Casares para evaluar los daños preliminares causados por las lluvias en Carazo. Tania Narváez/ END

Según Espinoza, el puente que atraviesa ese río mide aproximadamente 6 metros de altura y esta tarde faltaban unos 2.5 metros para que el puente quedara totalmente cubierto por el agua.

Habitantes de Casares, jurisdicción de Diriamba, recordaron que el año pasado, para esta misma temporada lluviosa, ocurrió otra inundación del río La Flor y entonces se registró la muerte por ahogamiento de una persona, así como el arrastre de una patrulla de la Policía Nacional.