•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Elsa Valle quien señaló que los maltratos físicos y sicológicos en El Chipote y luego en la cárcel de mujeres hicieron que perdiera su embarazo, denunció el caso ante la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) para dejar constancia de lo sufrido por participar en las protestas contra el Gobierno.

Valle se mantuvo atrincherada en la Universidad Politécnica Nacional  de Nicaragua (Upoli), donde apoyó la recolección y entrega de agua, alimentos y medicinas a estudiantes que permanecían protestando en ese recinto.

“Desde que me agarraron me tomaron del cuello y me lanzaron a la camioneta. Me pusieron en un cuarto desnuda y me hicieron hacer sentadillas para denigrarme. Nos sacaban de las celdas en la madrugada a las tres o cuatro de la mañana para interrogarnos, (cuando era llevada a los juzgados) tenía que correr para hacer impulso y montarme porque si no me empujaban y me golpeaba el estómago”, denunció Valle ante la CPDH.

Destacó que su aborto fue en la cárcel de mujeres La Esperanza, donde no recibió atención médica especializada y quien la atendía le decía que los grumos de sangre que expulsaba era normal, luego que estuvo sin menstruar durante tres meses. 

Aseguró que otra joven apresada y embarazada también perdió a su bebé por los maltratos.

Valle, estudiante universitaria de 19 años, fue detenida desde el pasado 14 de julio y luego de constantes interrogatorios y ser llevada varias veces a los juzgados para ser procesada, fue liberada el 27 de septiembre, luego que la Fiscalía desistiera de la acusación.

Terribles condiciones

El abogado de la CPDH, Pablo Cuevas, dijo que Valle denunció las terribles malas condiciones en que las mantenía y por 12 días expulsó los grumos de sangre, sin que fuera atendida por un ginecólogo. 

Al salir y ser atenida por un ginecólogo, en su informe se menciona que hay rastros de un posible aborto y esto es lo que le causan malestares, por lo cual está medicada con antibióticos.

La familia hizo la denuncia y dijeron que continuarán la lucha para la liberación de Carlos Valle, el padre de Elsa, detenido por protestar y luchar para liberar a su hija. 

Carlos Valle fue detenido el 15 de septiembre y 20 días después sigue en las celdas de la Dirección de Auxilio Judicial, sin que el Ministerio Público haya formulado la respectiva acusación.