•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las lluvias persistentes de los últimos dos días en Nicaragua han causado la muerte de cinco personas, entre ellas un joven pescador de 23 años originario de Chinandega y otras cuatro que fueron astradas por ríos crecidos en Jinotega, Boaco y Siuna.

Las precipitaciones que se registraron durante tres días contínuos, han saturado los suelos de toda la región del Pacífico y algunas zonas de la región central de Nicaragua.

El temporal, originado por un área de baja presión con potencial ciclónico ubicado en el Océano Pacífico, ha causado daños en más de 100 comunidades y ha afectado más de 3,000 viviendas en 11 departamentos, según los reportes oficiales.

Una de las víctimas de las lluvias fue la señora Jerlin Sujey Castro Duarte, de 34 años, quien pasaba por el puente La Boca del Monte, en la ciudad de Jinotega, cuando fue arrastrada por las corrientes del río Viejo. La mujer era originaria de la comunidad de Wale, municipio de Santa María de Pantasma.

Desde el departamento de Boaco se reportan dos hombres ahogados, tras ser arrastrados por corrientes de ríos crecidos. Uno de los fallecidos es Marvin Guido Méndez, de unos 60 años, arrastrado por las fuertes corrientes del río Sacal, cuando intentaba cruzarlo.

El cadáver de Guido fue encontrado río abajo la tarde del sábado, momentos después de que lo arrastrara la corriente. La víctima era originaria de la comarca Tule Oriental, del municipio de Boaco.

El otro ahogado de Boaco es Juan Ramírez Urbina, de 45 años, originario de Teustepe, quien la tarde del sábado fue arrastrado al intentar cruzar el río La Coca, y su cadáver fue encontrado hoy domingo a seis kilometros río abajo.

 Lluvias en Nicaragua: corriente arrastra ambulancia y varios ríos están crecidos

Otra víctima de las lluvias es Imer García Blandón, de 33 años, quien fue arrastrado por la corriente del río Las Quebradas, en Siuna, en el camino hacia la comarca Peñas Blancas, de donde era originario.

De acuerdo con lugareños, García Blandón había desaparecido la tarde del miércoles, a eso de las 4:00 p.m., cuando intentó cruzar el río; sin embargo, el cuerpo fue recuperado hasta este sábado.

También fue rescatado el cadáver del pescador Jefferson Flores Díaz, de 23 años, quien estaba desaparecido desde la la mañana del sábado, cuando salió a pescar en la zona de Mechapa, Puerto Morazán, Chinandega.

En el kilómetro 14 carretera nueva a León, una ambulancia se precipitó a un cauce este sábado, pero las seis personas que iban en la misma lograron salir ilesas.

El Centro Nacional de Huracanes de Miami advierte que el fenómeno se ha internado en Centroamérica y que seguirá produciendo lluvias por lo menos hasta el inicio de la semana próxima.

Daños en el pacífico

Más de 15 comunidades rurales del municipio de La Conquista, en Carazo, quedaron aisladas por la crecida del río Cascalojoche. Entre las comunidades más afectadas se encuentran La Solera, San Gregorio, La Pita y La Pitilla. Ayer el agua rebasó el puente que une a Casares con las comunidades de Tupilapa, Huehuete, El Tamarindo, Playa Hermosa, El Ojochal, entre otras. 

"El transporte está suspendido desde ayer que se desbordó el río, el puente ni se ve, no se puede pasar en vehículo y menos a pie. La fuerza de la corriente en este río es brutal, aquí todos los años pasa lo mismo”, dijo Francisco Guido, habitante de La Conquista.

 Crecida de río Malacatoya inunda casas a familias en Granada, Nicaragua

En León, las autoridades locales reportaron crecidas de ríos y decenas de familias autoevacuadas en La Paz Centro, Nagarote, El Jicaral y la cabecera departamental (León).

Este sábado, el río Tamarindo, en La Paz Centro, incrementó su caudal y según autoridades locales, de seguir las lluvias podría afectar a unas 20 familias asentadas en sus riberas.

En Masaya, unas cuatro viviendas terminaron destruidas en el barrio Monimbó, luego de que árboles cayeran sobre las casas que en su mayoría están hechas de tablas y zinc. Los afectados relataron que al momento del incidente no había nadie en el interior, por lo que le dan gracias a Dios que solo tuvieron pérdidas materiales. 

Los fuertes vientos también han causado el desprendimiento de algunos techos, porque las casas han quedado a la intemperie. 

En Rivas, las fuertes marejadas que se registraban en San Juan del Sur arrastraron a las costas una embarcación pesquera, identificada como El Vikingo número 2. La lancha permanecía anclada en la bahía a unos 200 metros de la costa y según el empresario turístico de San Juan del Sur, Jorge Aguilar, no resistió el fuerte oleaje. 

Daños en el centro y norte

En el municipio esteliano de Pueblo Nuevo, las familias de al menos 12 comunidades ubicadas en la zona sur de la localidad quedaron aisladas debido a la enorme crecida del río Grande. En La Trinidad hubo un ligero deslizamiento de tierra en el sector ubicado frente al costado oeste del cerro La Mokuana. 

Este hecho afectó parcialmente las paredes de dos casas, ubicadas en el barrio Linda Vista. Dos familias compuestas por siete personas fueron notificadas de que serían evacuadas.

 Fuerte oleaje en costas de Carazo provoca el arrastre de tres lanchas

En Matagalpa, Madriz, Estelí y Nueva Segovia, 40,000 personas no contaban con energía eléctrica hasta el mediodía de ayer. 

Las fuertes corrientes que desbordaron un cauce en Veracruz, Managua, arrastraron una camioneta la tarde de ayer. Los pasajeros fueron rescatados.

Las lluvias han provocado las crecidas de los diferentes ríos y quebradas, en Boaco, Santa Lucía, San Lorenzo y Teustepe. Los desbordes no permiten el paso en algunas vías, como el puente de Santa Lucía, viniendo hacia Boaco, el puente  de Teustepe y El Recreo, entre otras quebradas y vados.

La tarde de ayer el bus de transporte colectivo que cubre la ruta de la comunidad Floripón-Siuna fue arrastrado por el río Yaoya, cuando este intentó cruzar.

El río estaba crecido por las fuertes lluvias y afortunadamente el conductor y sus pasajeros salieron ilesos del incidente. 

Centroamérica golpeada por aguaceros

La baja presión que se encuentra en el Océano Pacífico está afectando también a los países vecinos de Nicaragua, donde ayer se reportaron los primeros muertos, centenares de viviendas inundadas y evacuaciones.

En El Salvador hasta ayer había una persona fallecida y 253 viviendas inundadas en las últimas 24 horas, según informó la Dirección General de Protección Civil.

 ​Lluvias impiden que atraque crucero en Puerto de Corinto en Nicaragua

La fuente, que no identificó a la persona fallecida ni brindó más detalles sobre el hecho, también reportó la caída de cuatro árboles, un muro colapsado, cinco calles obstruidas, un deslizamiento de tierra y el desbordamiento del río Grande, ubicado en el oriental departamento de San Miguel.

Ante esta situación, Protección Civil elevó este sábado a amarilla la alerta en 31 municipios del país centroamericano por las fuerte lluvias.

La fuente señaló que la alerta amarilla supone la activación del Centro de Operaciones de Emergencia Nacional y establece que las Comisiones Municipales deben estar atentadas para atender a la población en caso de cualquier emergencia e instalar albergues en caso de ser necesario.

Según el informe meteorológico del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN), El Salvador es afectado por dos bajas presiones; uno de ellos se ubicada en el Caribe de Nicaragua y la segunda en el Pacífico al sureste del Golfo de Fonseca".

Un muerto en Honduras

Las autoridades de protección civil de Honduras declararon una alerta roja, de emergencia, por 48 horas, en los departamentos de Valle y Choluteca (sur), fronterizos con El Salvador y Nicaragua, y Francisco Morazán (centro), por las fuertes lluvias causadas por dos sistemas de baja presión que afectan al país.

 ​​Un fallecido y 253 casas inundadas a causa de fuertes lluvias en El Salvador

Las precipitaciones han provocado la muerte de un hombre de 25 años, deslizamientos, el desbordamiento de ríos, inundaciones,  viviendas dañadas y la evacuación de decenas de personas en varias regiones del país centroamericano

Evacuados en Costa Rica

Cerca de mil personas fueron evacuadas de sus casas y trasladadas a albergues en el Pacífico norte y central de Costa Rica a causa de las fuertes lluvias, informaron las autoridades.

El gobierno habilitó 16 albergues para recibir a 989 personas que debieron abandonar sus casas por los aguaceros que comenzaron el jueves y provocaron inundaciones en varias comunidades, en especial en la noroccidental península de Nicoya, indicó la Comisión Nacional de Emergencias (CNE).

"Hemos tenido intensas lluvias sobre todo en el Valle Central, en el Pacífico Central y la Península de Nicoya", declaró a periodistas Alexander Solís, presidente de la CNE.

Medios de prensa locales informaron de un hombre que murió la madrugada del viernes en la localidad de Nandayure, en la Península de Nicoya, cuando un árbol cayó sobre su casa. No fue posible confirmar el caso con las autoridades.

La posibilidad de nuevas lluvias en la zona llevaron a la CNE a declarar alerta roja en el Pacífico.

Solís anticipó que el número de albergados podría aumentar, porque el pronóstico meteorológico apunta a más lluvias en las próximas horas.

 Las últimas lluvias afectan a unas 200 familias en Guatemala

El Ministerio de Obras Públicas y Transportes informó que debió desplazar cuadrillas para atender derrumbes en carreteras en gran parte del país.

La dependencia aseguró en un comunicado que las rutas se han mantenido habilitadas pese a la caída de piedras, barro y árboles.