•   Rivas, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Lesbia Rosales Novoa, esposa del expolicía capturado el jueves por oficiales de la Policía Nacional en el sector sur del mercado de la ciudad de Rivas, reveló este sábado que finalmente descubrió que su marido fue trasladado a una celda de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), conocida como El Chipote.

"Yo tuve que venir a Managua y en el portón de El Chipote me confirmaron que mi esposo está detenido allí, pero me dijeron que no lo puedo ver porque está en proceso de investigación y que si lo acusan lo podré ver en las audiencias, en un juzgado", expresó Rosales Novoa.

 ​Desfile de testigos en caso de quema de Radio Ya

El expolicía Alexander Pérez, quien actualmente se desempeña como abogado y en la ciudad de Rivas es más conocido como Xander Montiel, tiene 35 años y es miembro del movimiento de ciudadanos autoconvocados de esta ciudad.

 Ampliar Xander Montiel, ex oficial de la Policía Nacional y actual abogado, fue detenido por la Policía de Rivas.

El pasado jueves fue detenido en la esquina suroeste del mercado de Rivas, cuando caminaba frente a la carnicería San Pablo.

 Madre de detenido dice estar dispuesta a huelga de hambre

Pérez fue trasladado a la unidad policial de Rivas por dos oficiales que se movilizaban en una camioneta color gris sin placas. 

La mañana del viernes su esposa dijo que en la estación policial rivense le aseguraron que su esposo ya no estaba allí y que desconocían a donde había sido trasladado.

Recurso de exhibición

“Si no se presenta ninguna acusación en su contra, después que se cumplan las 48 horas de su detención, voy a presentar un recurso de exhibición personal para exigir su libertad”, explicó Rosales Novoa.

 La UE pide liberar a manifestantes en Nicaragua

La cónyuge del abogado detenido recordó que la Policía Nacional, en base a la ley, tiene 48 horas para presentar acusación contra su marido ante las autoridades competentes, plazo que se venció al medio día de este sábado.

La esposa del expolicía aseguró que el próximo lunes acudirá a la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), a denunciar la detención ilegal de su marido, "pues él no ha cometido ningún delito, ya que marchar pacíficamente para pedir justicia, igualdad y libertad en el país, no es ningún ilícito".