•   Masaya, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Este sábado, a pesar de las fuertes lluvias, las calles ubicadas entre el barrio Camilo Ortega y El Calvario, en Masaya, nuevamente amanecieron invadidas de chimbombas azul y blanco, como mecanismo de protesta con el Gobierno, cuya represión dejó 36 muertos en este departamento.

Ignacio Alvarado, habitante del barrio Camilo Ortega y quien apoya las protestas autoconvocadas, señaló que las chimbombas exigen la libertad de Nicaragua, justicia para todos los asesinados y la libertad de cada uno de los presos políticos.

“Las calles están adornadas no solo de globos, sino también de mensajes directos al Gobierno que dicen ‘Viva Monimbó’, ‘Prohibido olvidar’, ‘Pronto seremos libres’, ‘De que se va, se va’. Entre más nos quieran callar, más estaremos presentes, porque esta es una lucha por el bien de todos”, afirmó Alvarado.

Habitantes apoyan

Otros habitantes también comentaron que estas manifestaciones animan al pueblo a seguir participando en las marchas azul y blanco, que exigen la destitución de Daniel Ortega y de su esposa, además de seguir presionando hasta que Nicaragua sea libre.

“Apoyaremos toda actividad que ayude a ahogar al régimen, nuestro país no olvida las muertes violentas, por pensar de una manera distinta, respaldaremos y llegaremos hasta las últimas consecuencias, así sea dar nuestra propia vida, lo que no queremos es que las generaciones que vienen vivan lo mismo”, expresó Nora Hernández, habitante del Calvario.

La población de Masaya pide no olvidar la sangre de todos los caídos en esta lucha, los globos permanecen en calles y avenidas y no han sido destruidos por trabajadores del Gobierno, que en otras ocasiones los han explotado.