•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Dadas las condiciones climáticas y la emergencia por las lluvias que están golpeando al país, la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB) reprogramó la marcha convocada para la mañana de este domingo y demandó a las municipalidades a atender y dar respuesta a la población.

En un comunicado que circuló a partir de la tarde del sábado, la UNAB anunció que la marcha convocada para este 7 de octubre se reprograma y que en los próximos días darán a conocer la nueva fecha y otras acciones. 

Asimismo, el grupo conformado por diversos sectores de la sociedad civil, se solidarizó con las personas que están siendo afectadas por el fenómeno climatológico.

En la corta comunicación, la UNAB destaca que la decisión se debe a que en el territorio nacional se están produciendo diversas situaciones derivadas de las lluvias intensas y que incluso en algunos sitios se reportan temblores. 

“Ante esta situación, la Unidad Nacional Azul y Blanco demandamos a las alcaldías municipales e instituciones del Estado disponer de todos los recursos públicos que sean necesarios para dar una pronta y efectiva respuesta a las demandas de la población afectada”, dicta el comunicado.

La UNAB es la unión de la Alianza Cívica y la Articulación de Movimientos Sociales, aglutinando a  aproximadamente 40 organizaciones de sectores estudiantiles, feministas, indígenas, campesinos y empresariales.

Manifestantes desafían

La convocatoria de la marcha “Unidos por la libertad” fue hecha pública en esta semana y se tenía programado salir desde la rotonda Jean Paul Genie. Esto a pesar de que el sábado pasado la Policía anunció que consideraría "ilegal" las protestas de los autoconvocados y advirtió que arrestaría a sus organizadores. 

La marcha es para demandar la liberación de los presos políticos, el fin de la represión y poner en marcha la democratización del país.

Las lluvias comenzaron a azotar el territorio nacional desde el viernes, siendo parte de una depresión tropical que azota el Caribe y en Nicaragua se estacionó en todo el territorio nacional.

Hasta la tarde de ayer estaban anegadas, al menos, 1,951 viviendas en Nicaragua por las lluvias de las últimas 48 horas, en 11 de los 15 departamentos y dos regiones autónomas del país centroamericano, según un informe del Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Sinapred).