•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Al menos doce personas fueron detenidas el fin de semana, según un informe preliminar del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh).

 36 mujeres detenidas por protestar

En la isla de Ometepe, cuatro personas fueron detenidas durante un cicletón organizado por el Movimiento 19 de Abril, el cual fue reprimido por la fuerza policial, y tras las capturas la población exigió la liberación de los detenidos, desarrollándose un enfrentamiento que dejó a tres agentes con lesiones por piedras.

Según declaraciones del Movimiento 19 de Abril local, los ánimos iniciaron a caldearse en la Isla de Ometepe desde la tarde del sábado, cuando la Policía Nacional  del municipio de Altagracia trató de impedirles un cicletón, que  realizaron como una “manera de protestar pacíficamente en contra del actual Gobierno y demandara a la vez  la liberación de los presos políticos”.

La policía pidió refuerzos a la delegación de Rivas y a las 6:00 p.m llegó el primer contingente de antimotines. Al caer la noche  empezaron a salir a las calles a patrullar por las casas de manifestantes y  en la madrugada llegó otro grupo de policías y capturaron en sus viviendas a José María  González, Miguel Ángel Rosales Cruz, Luis Miguel Díaz y Evert Barrios.

El licenciado Braulio Abarca, abogado del Cenidh, alega que se tratan de detenciones arbitrarias porque se hacen en horas no reglamentadas, fuera de las normativas policiales y violando el artículo 33 de la Constitución la cual especifica que nadie puede ser sometido a detención ilegal o prisión arbitraria.

 Confirman que expolicía de Rivas está preso en El Chipote

“La hora de detención está especificada entre las 6:00 a.m. y las 6:00 p.m., y acá hubo capturas entre las 4:00 a.m. y las 5:00 a.m., en el caso de Altagracia y Moyogalpa, en la isla de Ometepe”, argumentó  Abarca, quien indicó que para hoy se espera que los familiares de los detenidos en Altagracia estén interponiendo denuncia sobre el caso.

En Ometepe hubo enfrentamiento entre autoconvocados y Policía Nacional.

En Masaya, Lázaro García, de 72 años y excombatiente del Frente Sandinista, fue capturado en horas de la mañana del sábado, junto a 5 familiares, miembros de la Policía allanaron su vivienda, en el Barrio Indígena de Monimbó.

García desde hace una década se dedica a la elaboración de pólvora, oficio por el que es reconocido en toda Masaya. 

Los otros capturados son David García, Alexander Pérez, Eduardo Suazo, Martín Suazo y Lázaro García (hijo). 

“Desconocemos su paradero, no sabemos si aún los tienen en la estación policial, si los tendrán golpeados, porque nadie nos dice nada, la Policía aquí vino sólo con violencia y se los llevó a todos, ahora los culpan de ser abastecedores de pólvora para los autoconvocados y de estar apoyándolos, cuando lo que dicen es mentira", dijo María García, sobrina del detenido.

Familiares expresaron que los subieron a una patrulla policial con rumbo desconocido y que ya han interpuesto denuncia ante los derechos humanos por la captura arbitraria, además agregaron que están a la espera de alguna noticia sobre sus seres queridos.

Piden liberación

Algunos testigos de la detención explicaron que desde tempranas horas del sábado varias patrullas llegaron a la vivienda de García y empezaron a golpear las puertas, hasta llevarse a los miembros de la familia que trabajan en un pequeño taller.

Carmen Hernández, amiga y habitante de Monimbó, expresó: “ellos son gente trabajadora y honrada, que lo quieran culpar de delitos que no ha cometido es una injusticia, aquí no tienen pruebas de lo que se les está acusando”.

 Cuatro policías, testigos contra Carcache

“Que nos ayuden, porque esto no se aguanta, no podemos vivir tranquilos, la Policía y aún los paramilitares pasan asediando, aquí ya no hay jóvenes, por el mismo temor de que te agarran y te ponen delitos, siendo inocente", agregó otro habitante que prefirió omitir su nombre.

En Masaya, el Cenidh registra también la detención Ruth Matute, originaria de Monimbó, ella fue capturada cuando, junto con su hija de 11 años, se disponía a ir a dejar comida a su esposo Danny García, detenido días atrás. 

En Matagalpa se denunció la captura de Oneal Granados.