•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Al menos 60 escuelas resultaron dañadas por las lluvias persistentes que afectaron Nicaragua entre el jueves y el domingo pasado, como producto de dos centros de bajas presiones que afectaron al país, informó hoy el Ministerio de Educación (Mined).

Al menos 20 de las escuelas afectadas amanecieron este lunes con sus patios "saturados" de agua, detallaron las autoridades educativas, a través de medios del Gobierno, que no especificaron si los daños causaron la suspensión en centros de estudios específicos.

Otras seis escuelas resultaron con daños en los muros perimetrales y 2 quedaron sin techo debido a caídas de árboles, detalló el Mined.

El informe emitido la mañana de este lunes fue preliminar, según las autoridades, ya que un equipo dividido en 8 brigadas recorre el país para detectar daños no reportados, indicó el Mined.

El Gobierno de Nicaragua reportó 4 muertos, 13.876 personas damnificadas y 3.123 viviendas afectadas por las lluvias de los últimos días.

Del total de viviendas afectadas, 3 resultaron destruidas, 54 con daños parciales y el resto anegadas, de acuerdo con el informe oficial.

Nicaragua activó este viernes una alerta amarilla, debido a las lluvias persistentes causadas por bajas presiones en el mar Caribe y el océano Pacífico.

La alerta amarilla en Nicaragua manda a las instituciones y a la población estar listos para actuar ante un fenómeno que podría terminar en desastre, además de activar centros de albergue y unidades de rescate ante posibles evacuaciones y emergencias.

Una mujer camina con sus hijos bajo la lluvia en Managua.

Las autoridades nicaragüenses llamaron a las familias a tomar medidas de precaución, entre ellas no acercarse a ríos ni riberas, tener cuidado en terrenos inclinados, no atravesar corrientes crecidas y preferiblemente no conducir vehículos.

Las zonas de bajas presiones, tanto en el Caribe como en el océano Pacífico, son fenómenos propios de la temporada de huracanes, que va del 1 de junio al 30 de noviembre.