• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • ACAN-EFE

Carlos Alberto Bonilla López fue condenado hoy a 90 años de cárcel por la muerte de un agente de la Policía de Nicaragua en el marco de las protestas antigubernamentales que comenzaron en abril pasado.

Bonilla López ha sido declarado culpable el pasado 27 de septiembre de los delitos de asesinato agravado del oficial Hilton Rafael Manzanares Alvarado y del asesinato en grado de frustración de otros cuatro agentes, y este martes fue leída la sentencia.

Fiscalía pide 130 años de cárcel para protestante

La jueza Decimotercera Penal de Juicio de Managua, Fátima Rosales, condenó a Bonilla López a 30 años de prisión por el asesinato del agente Manzanares, y a 60 por el delito de asesinato en grado de frustración (15 años por cada uno de los policías).

Manifestante declarado culpable por asesinato de un policía en las protestas
Bonilla cumplirá en la práctica 30 de cárcel, el máximo que permiten las leyes de Nicaragua.

Alcoholismo y drogadicción en jóvenes, el efecto poco conocido de la crisis en Nicaragua

De acuerdo con la sentencia, Bonilla mató al agente Manzanares durante una protesta la noche del 19 de abril pasado en las inmediaciones de la Universidad Politécnica de Nicaragua (Upoli).


Según la acusación del Ministerio Público, el subinspector Manzanares, que fue ascendido a capitán de forma póstuma, intentaba restablecer el orden cerca de la universidad junto a otros agentes antidisturbios cuando recibió un disparo mortal en la espalda.

Encapuchados detienen a joven de Matagalpa cuando iba a su trabajo

La jueza determinó que el Ministerio Público pudo demostrar su "teoría fáctica" de que el acusado es el autor directo de los delitos imputados, de acuerdo con la información disponible.


Según organismos de derechos humanos, en Nicaragua más de 500 personas han sido detenidas por participar en las protestas contra el gobierno y son acusadas de cometer varios delitos entre ellos, terrorismo.