• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • EFE

Las lluvias persistentes de la semana pasada dejaron sin agua potable a más de 49,000 personas en Nicaragua, informó hoy la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (Enacal).

La mayoría de familias afectadas habitan en 13 municipios de los departamentos de Estelí, Jinotega, Matagalpa y Nueva Segovia, al norte de Nicaragua, detalló Enacal, a través de medios del Gobierno.

Al menos 1,780 familias de los municipios de El Limón y Santa Rosa del Peñón, al noroeste de Nicaragua, continúan sin acceso al agua potable, según la entidad.

Las afectaciones fueron más acentuadas en las poblaciones que tienen como fuentes los ríos o presas, indicó el presidente ejecutivo de Enacal, Erving Barreda.

La mayoría de familias afectadas habitan en el norte del país. EFE/END.

Las fallas eléctricas también causaron la interrupción del servicio de agua potable, ya que algunos árboles cayeron sobre redes de cables eléctricos que detuvieron los sistemas de bombeos, especialmente en la zona del Pacífico y norte de Nicaragua, de acuerdo con la información oficial.

Las lluvias que afectaron a Nicaragua entre el viernes y el domingo de la semana pasada dejaron al menos 4 personas muertas, 24,461 afectadas y 6,665 evacuadas, según el Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención a Desastres (Sinapred).

La temporada húmeda en Nicaragua se extiende desde mediados de mayo hasta fines de noviembre.