•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Valeska Rivera, periodista de Acción 10, y su esposo esperaban un taxi al amanecer del miércoles, cuando dos desconocidos en una motocicleta y armados se acercaron y los pusieron contra la pared pidiendo solo el celular de la reportera y se llevaron su bolso porque ahí lo tenía.

El hecho ocurrió en el reparto Los López, a las 5:10 a.m., cuando Rivera iba a la estación televisiva para realizar una revista matutina.

“Veo que está un motorizado con su acompañante, vestidos con ropa y botas oscuras, con sus cascos puestos. Le dije a mi esposo que los veía raro y le pedí que avanzáramos hasta una casa donde nos dejaran entrar”, relató la periodista.

Afirma que los sujetos dejaron caminar a la pareja y la interceptaron adelante, donde la encañonaron. A Rivera le parece extraño que los delincuentes no robaron el bolso que su esposo llevaba en su mano izquierda, ni lo bolsearon.

“Se bajaron de la moto, no me preguntan por dinero, no me dijeron dame el bolso ni me quitaron el reloj; por lo único que me preguntaron fue por el celular. Es más, ni bolsearon a mi esposo porque podía andar su billetera, que es lo más común que hacen los ladrones”, afirmó la periodista.

Agregó que los armados insistieron mucho en el celular, uno le arrebató el bolso donde andaba el teléfono mientras el otro le apuntaba en la frente con un arma de fuego.

Valeska Rivera. Óscar Sánchez\END

Suplicó por su vida

“Hubo un momento que supliqué por mi vida y la de mi esposo, porque tenemos una niña pequeña. Mi esposo trató de resguardarme, pero le dijeron que se apartara y me seguían apuntando”, indicó la afectada.

La periodista manifestó dudas de que se tratase de un hecho delictivo común, porque solo insistían en quitarle el celular.

“Volví a suplicar por nuestras vidas cuando nos pidieron que nos colocáramos frente a una pared. De pronto, se subieron a la moto y se fueron”, dijo Rivera, quien fue a poner la denuncia al Distrito VII de la Policía.

En otro asalto a mano armada mataron a Francisco Picado González, por robarle el teléfono celular, al amanecer del miércoles, en la terminal de la ruta 123 en San Judas.