•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un total de 75 voluntarios universitarios de Managua realizarán actividades lúdicas con niños, niñas, adolescentes y familias sobre la prevención del abuso sexual en barrios y comunidades, como parte de la iniciativa global “Nuestro Unicef” que impulsa el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia. 

Emmanuel Michaud, consultor en Innovación y Políticas Sociales de Unicef, explicó que actualmente se está capacitando sobre la prevención del abuso sexual a 75 estudiantes de tres universidades: Universidad del Valle, Universidad Católica (Unica) y la Universidad Nicaragüense de Estudios Humanísticos (UNEH). 

En marzo del 2018, Unicef Nicaragua recibió un taller interno con profesionales de la oficina global de Voluntarios de la sede de este organismo para implementar una estrategia de voluntariado en el país, tomando en cuenta la opinión de los jóvenes universitarios.

La iniciativa global “Nuestro Unicef” aborda de manera innovadora la relación con los voluntarios en todo el mundo. No se trata de que nosotros lleguemos a imponer actividades, sino que ellos diseñen sus propios proyectos”, explicó Michaud. 

De acuerdo con datos del Instituto de Medicina Legal (IML), entre 2013 y 2015 se realizaron valoraciones médicas y sicológicas a más de 30 mil mujeres cada año, para un total de 90,830 peritajes. En relación a la violencia sexual, las niñas y adolescentes aparecen como las principales víctimas. 

En los grupos de edad, de 13 a 17 años y de 6 a 12 años se registraron las tasas más elevadas, respectivamente, lo que implica que el 82 por ciento de los delitos sexuales fueron cometidos contra las niñas y adolescentes menores de 18 años.

Michaud enfatizó en que “ningún grupo está trabajando en la atención a las víctimas, pero sí en las brechas que ellos identifican y es la falta de información que hay en el tema”. 

En las próximas semanas van a empezar los proyectos en las comunidades, iniciarán en el barrio San Judas en Managua y en Nagarote. 

Fortalecer competencias

Michaud agregó que, al participar en el voluntariado, los jóvenes universitarios podrán desarrollar futuras competencias y fortalecer su currículo para su futura inserción profesional, lo cual es un valor agregado a la experiencia. 

“Estos jóvenes son futuros líderes en la promoción y defensa de los derechos de la niñez. Queremos que los grupos sean autónomos, estamos identificando a estudiantes para que en los próximos años ellos mismos sean los capacitadores de los grupos de voluntarios”, expresó Michaud.