•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) de Nicaragua informó ayer que visitará Costa Rica para conocer el estado de los nicaragüenses en centros de albergues, tras huir de la crisis sociopolítica que atraviesa el país. Marcos Carmona, director de CPDH, indicó que el objetivo es ver cómo pueden apoyar a los compatriotas y coordinar acciones con otras organizaciones para crear condiciones para mejorar su estadía. Agregó que por la situación de crisis sociopolítica en Nicaragua se calcula que se han trasladado al vecino país del sur, por lo menos 23 mil nicaragüenses, y que el 60% son jóvenes que huyeron por temor a ser encarcelados por haber participado en la protesta social.

El director de CPDH indicó que el gobierno nicaragüense no está dando las condiciones de seguridad y más bien están encarcelando a quienes ejercen el derecho a expresarse y protestar. “Tenemos información de que en los últimos meses se han reportado 12 nicas deportados por no contar con ningún documento de identidad y desconocemos si estos fueron detenidos por el Gobierno de Nicaragua”, dijo Carmona.

Integrarlos a la producción

Denis Darce, director de proyectos de la CPDH, comentó que el estudio verá las condiciones en los albergues en Costa Rica y se reunirán con las autoridades costarricenses para apelar a su buena voluntad y conocer si existe o si se puede establecer una política que integre a estos migrantes a la vida productiva de ese país. Añadió que dada la gran cantidad de nicas en Costa Rica, se está superando la capacidad del Gobierno de ese país para atender a quienes están huyendo, y se deben considerar acciones para mejorar las condiciones en los campos de refugiados y albergues.

Carmona responsabilizó al gobierno nicaragüense de este autoexilio de miles de nicaragüenses que han decidido abandonar su país para ir a Costa Rica, Honduras y Estados Unidos, entre otros, dividiendo a las familias. El director de CPDH hizo un llamado al Gobierno de Nicaragua a que tome conciencia y muestre apertura para un diálogo nacional, y de esta forma encontrar una respuesta a la crisis, para que termine la represión y quienes huyen regresen a su tierra.