•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La presidencia de la República remitió a la Asamblea Nacional la iniciativa de Ley Creadora de la Empresa Nicaragüense de Importaciones y Exportaciones (Enimex).

La directiva del Poder Legislativo presentará esta iniciativa de ley la próxima semana al plenario. La consulta y el dictamen de la misma estaría a cargo de la Comisión de Infraestructura.

Azucena Castillo, experta en temas de comercio internacional y diputada del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), dijo que no es oportuno proponer la creación de la Enimex.

El artículo 4 de la iniciativa de ley contiene las atribuciones que tendrá Enimex. Archivo\END

“Si viene el Gobierno a querer ser competidor de los empresarios es una imprudencia, no es oportuno sacar instrumentos que vengan a perturbar al sector privado, sobre todo al agrícola, que es el único que está respondiendo con sus exportaciones”, valoró.

“Lo mejor sería conversar con los sectores productivos y definir cómo les pueden ayudar a ellos. El sector privado se encuentra tensionado en estos momentos por la crisis sociopolítica”, añadió Castillo. 

La diputada sostuvo que una empresa de esa naturaleza “hasta se pudiera ver como una competencia desleal, lo importante es que los intereses del sector privado, que son los que crean divisas y crean empleos, no deberían de estarse trastocando con medidas o propuestas de ese tipo”.

Atribuciones de Enimex 

El artículo 4 de la iniciativa de ley contiene las atribuciones que tendrá Enimex, una vez aprobada esta propuesta en el plenario del Parlamento.

Entre estas funciones está realizar transacciones de importación y exportación de bienes, mercancías y productos en general, efectuar operaciones de almacenaje y comercialización de bienes, mercancías y productos en general.

También podrá ofrecer depósitos aduaneros al público, proveer transporte de mercadería, brindar servicios a personas naturales y jurídicas, públicas y privadas a nivel nacional e internacional congruentes al objeto y naturaleza de la empresa.

Además tendrá la facultad de participar en cualquier actividad comercial en beneficio de sus operaciones y realizar cualquier otra función que le asignen otras leyes de conformidad a su competencia.

El objeto de la ley, dice el documento, es “realizar transacciones de bienes, mercancías, productos y servicios en general. Archivo\END

El artículo 2 de la propuesta indica que Enimex podrá asociarse, constituir empresas de economía mixta, uniones temporales, alianzas estratégicas y en general todo acto o contrato permitido por las leyes nacionales con personas naturales o jurídicas, nacionales o extranjeras, públicas o privadas, también designaría corresponsales, representantes o agentes en el exterior.

El objeto de la ley, dice el documento, es “realizar transacciones de bienes, mercancías, productos y servicios en general, actuando inclusive como agente comprador y vendedor discrecional del Estado”.  

Sustituye a Enimport

El texto de la iniciativa explica que Enimex será “sucesora legal sin solución de continuidad de la Empresa Nicaragüense de Importaciones”, conocida como Enimport.  

Mario Arana, ex presidente del Banco Central y gerente de la Asociación de Productores Exportadores de Nicaragua (APEN), consideró que esta iniciativa es como “un viaje al pasado, que pudo jugar un papel cuando el Estado estaba en control de las exportaciones y la producción exportable de ciertos productos”.

Recalcó que “el mensaje” con este proyecto de creación de Enimex, es para el sector privado, para que se preocupe por la “amenaza de que vamos hacia un tipo de estatización, es una iniciativa ambigua y hostil para el sector privado”.