•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Si desde temprana edad se enseñara a los jóvenes a debatir sobre temas sensibles, sería más fácil generar un clima de diálogo y tolerancia en la sociedad. Con esa idea arrancó este viernes la sexta edición del Programa de Debates Académicos de Líderes Estudia

“Es importante que los jóvenes de los colegios empiecen ya, a temprana edad, a pensar de esta forma para que cuando sean líderes puedan tratar los problemas con el diálogo”, dijo el embajador de Francia en Nicaragua, Philippe Létrilliar, quien asistió a la apertura de DALE 2018, evento que continúa este sábado en el Hotel Camino Real.

Según el diplomático francés, su embajada apoya este tipo de encuentros porque “no hay manera de resolver problemas de naturaleza política internacional sin debate, sin diálogo”, y los estudiantes, mediante los debates que se realizan en DALE, aprenden que “la negociación significa entender al otro, entender cuáles son sus intereses, sus metas e integrar estas metas para llegar a un acuerdo”.

Estudiantes de 24 colegios de nicaragua y Costa Rica participaron en los debates realizados en Managua.

Además, este año los debates incluyen una mesa de discusión que se realiza completamente en francés, un nuevo aspecto que se integra a las mesas de diálogo que en ediciones anteriores se realizaban en español e inglés.

Entre los colegios que participan en esta edición están American Nicaraguan School, Colegio Alemán Nicaragüense, Colegio Centro América, Colegio Teresiano, Instituto Pedagógico La Salle, Liceo Franco Nicaragüense Víctor Hugo y Colegio San Agustín. Además, vino una delegación de  “Costa Rica International Model United Nations”.

¿Cómo funciona ?

Los estudiantes, alumnos de séptimo hasta undécimo o duodécimo grado (el último año de secundaria, según el tipo de escolarización), se reúnen en diferentes comités especializados en diversas temáticas y hacen simulaciones de discusiones diplomáticas.

Por ejemplo, hay un comité de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) que discute sobre dos temas: el Grupo extremista “La llama negra” y la Asociación Socialista Chavista Sudamericana (ASCS).

Los grupos de discusión iniciaron en 2013, con la participación de tres colegios y un total de tres estudiantes.Nayira Valenzuela\END 

Sobre cada tema se plantean preguntas como ¿qué harán los estados ante las amenazas del grupo religioso que opera en México?, o ¿qué harán los estados ante las amenazas de invasión a Brasil por parte del ASCS? Cada alumno asume la representación de un país y discute en representación de esa misión diplomática.

También hay un comité de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, de una misión especial de la Organización de Estados Americanos (OEA), de la Cumbre de las Américas, un gabinete histórico Fidel Castro, incluso un gabinete formado por un equipo de prensa.

“Lo que vienen a aprender aquí es la capacidad de trabajar en equipo, poder tener la mente abierta y considerar cualquier idea, sin importar cuál sea. DALE no existe para crear políticos, sino líderes”, comentó Emilio Enríquez, de 17 años, presidente de DALE 2018.

Fernando Chamorro, vicepresidente de DALE, aseguró estar convencido de que con este tipo de actividades “podemos colaborar en el desarrollo de nuestra sociedad, y que a través de una juventud preparada podemos cambiar nuestra región”. 

“Esta actividad nos permite como jóvenes crecer en un ambiente de diálogo y de tolerancia, un ambiente que tanta falta hace en esta sociedad actual”, destacó el joven.

Llenó un vacío

Los grupos de discusión iniciaron en 2013, con la participación de tres colegios y un total de tres estudiantes. 

Este año los debates incluyen una mesa de discusión que se realiza completamente en francés.

“En el año 2014 reunimos a 140 estudiantes, en el tercer congreso a 165 y al cuarto congreso asistieron 220 estudiantes en 9 comités bilingües, de 14 colegios de Nicaragua y uno de Costa Rica. En el año 2017, en el V congreso atendimos a más de 300 estudiantes distribuidos en 11 comités y recibimos a un colegio de Panamá”, cuenta Sarah LaPorte, una joven de 17 años que se desempeña como directora del comité de prensa. 

De acuerdo con LaPorte, los estudiantes buscan en las discusiones “soluciones que les permitan el desarrollo de liderazgo, enriquecer sus conocimientos y fomentar los principios de la tolerancia y el respeto a la discusión de las ideas”.

Las discusiones también han ayudado a los jóvenes a desarrollar su talento en oratoria.

Alba Sarahí Cerna, de 17 años y estudiante de quinto año de la Academia Cristiana Nicaragüense de Matagalpa, aseguró que participar en estos ejercicios “ayuda a que otros estudiantes pierdan el miedo a hablar delante de un público, además los vuelve autodidactas, porque representar a un país implica que investigués y te empapés del tema”.

“A mí me ayudó a mejorar mi oratoria”, destaca la joven. 

Cerna añade que DALE también fue una plataforma a través de la cual pudo asistir a una práctica del modelo de las Naciones Unidas en Costa Rica. Además, los estudiantes que participan también utilizan el diploma que se les extiende para aplicar a universidades en el extranjero. 

Carlota Navarrete, de 15 años y estudiante de décimo grado del Colegio Americano Nicaragüense, señala que esta puede ser para muchos estudiantes una práctica de lo que quieren hacer profesionalmente. 

Las discusiones también han ayudado a los jóvenes a desarrollar su talento en oratoria. Nayira Valenzuela\END

“Yo sé que en el futuro quiero trabajar en las Naciones Unidas o algo que se relacione con la política o el servicio público del país; esto me ha ayudado a quitarme la pena que tenía de hablar en público, ahora tengo una mejor entonación, mi fluidez ha mejorado, este debate es un simulacro a lo que yo quiero hacer”, comentó la estudiante.