•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Grupo de Trabajo de la Organización de Estados Americanos (OEA) creado para dar seguimiento a la crisis sociopolítica de Nicaragua visitará el país “lo antes posible” para reunirse con miembros de la Alianza Cívica por la Democracia y la Justicia, la Conferencia Episcopal y para buscar una posible reunión con representantes del Gobierno de Nicaragua.

El objetivo de la visita, según confirmó la embajadora Jennifer Loten, representante permanente de Canadá ante la OEA y presidenta del Grupo de Trabajo, a través de una comunicación vía correo electrónico publicada online este lunes, sería “establecer relaciones que ayuden a avanzar en el mandato” de dicho grupo, que incluye buscar el retorno al diálogo nacional.

“Nos complace aceptar su invitación a reunirse en Managua lo antes posible. Consideramos que esta es una excelente oportunidad para reunir más detalles y establecer relaciones que ayuden a avanzar en el mandato del Grupo de Trabajo”, respondió Loten el pasado 5 de octubre a la Alianza Cívica, la cual había solicitado desde el 26 de septiembre una visita al país.

La carta de la diplomática canadiense insiste en que “no creemos que nuestro mandato pueda ejercerse de manera efectiva sin el contacto con interlocutores clave con sede en Nicaragua, como la Alianza Cívica, la Conferencia de Obispos y el Gobierno de Nicaragua”.

Carlos Tunnermann, miembro de la Alianza Cívica, confirmó la visita al país del grupo, aunque aseguró que todavía no les han confirmado la fecha.

“Lo que ellos han dicho es que están dispuestos a venir y que están coordinando cómo va a ser la visita, si van a delegar un grupo o si van a venir los 12 embajadores”, dijo.

Además, Tunnermann aseguró que primero la Alianza Cívica, “que fue la invitante”, se reuniría con el Grupo de Trabajo, y posteriormente tendrían una reunión “con toda la Unidad  Nacional Azul y Blanco (UNAB)”.

Invitación

En la invitación hecha por la Alianza Cívica, esta le extendió “cordial invitación” al Grupo de Trabajo para que visite Nicaragua con el fin “de que puedan reunirse con actores nicaragüenses de diferentes sectores, incluyendo miembros de esta Alianza, para intercambiar información y explotar canales de cooperación para encontrar soluciones pacíficas a la crisis”.

El objetivo de la visita sería “establecer relaciones que ayuden a avanzar en el mandato” de dicho grupo, que incluye buscar el retorno al diálogo nacional en Nicaragua. Archivo/END

En respuesta, el Grupo de Trabajo aceptó la invitación, pidió “recomendaciones” a la Alianza Cívica para citas adicionales y le solicitó al Gobierno de Nicaragua una reunión con sus representantes.

“El Grupo de Trabajo recibió una invitación de la Alianza Cívica para viajar a Managua para reunirse con sus representantes”, le escribió Loten al canciller Denis Moncada también el pasado 5 de octubre, añadiendo que “el Grupo de Trabajo considera que esta invitación es positiva y tiene la intención de aceptarla”, sin pedir necesariamente una autorización por parte del Gobierno.

“Ellos son embajadores de países con los que Nicaragua tiene relaciones diplomáticas normales, no creo que se necesite un permiso especial para que ellos puedan venir”, destacó Tunnermann, consultado sobre si este grupo necesitaría un permiso para acceder al país.

En la comunicación dirigida a Moncada, Loten aprovechó para “renovar su intención de reunirse con representantes del Gobierno de Nicaragua”, pidiendo una respuesta “en el plazo más breve posible”.

“Esperamos que en el contexto de esta visita, el Gobierno de Nicaragua pueda aceptar reunirse con los delegados del Grupo de Trabajo para intercambiar opiniones. Las fechas y horas exactas de la visita se establecerán en breve”, añade el correo electrónico.