• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

La Policía Nacional anunció ayer que presentará ante las autoridades judiciales a Oneal Granados, Eddy Montes, Moisés Leiva y Yelsin Mairena, por estar vinculados al levantamiento de tranques en la ciudad de Matagalpa, en el contexto de las protestas gubernamentales, consideradas como hechos “delictivos” por las autoridades.

A diferencia de otras personas que estuvieron involucradas en protestas antigubernamentales en los últimos seis meses, los cuatro matagalpinos no serán procesados por el delito de “terrorismo”, sino que son señalados de cometer asesinato frustrado, secuestro, lesiones gravísimas, incendio, daños a la propiedad y portación ilegal de armas.

Además de haber participado en tranques, la policía señala a los cuatro detenidos, a quienes califica como “cabecillas” delincuenciales, de haber destruido los edificios del plantel de la Alcaldía de Matagalpa, una clínica de la Policía Nacional y la casa de un simpatizante sandinista.

El comisionado mayor Farle Roa, segundo jefe de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), afirmó este miércoles en conferencia de prensa que los detenidos habrían “secuestrado y torturado” a un ciudadano y herido a otros cuatro oficiales de policía, en el contexto de las protestas, además de causar grandes pérdidas económicas en daños materiales.

“Los delincuentes poseen antecedentes delictivos por obstrucción de funciones y amenazas de muerte con armas de fuego. Estos fueron remitidos a la orden de la autoridad competente para su enjuiciamiento”, declaró el jefe policial.

Las “evidencias”

De acuerdo con la versión policial, cuando los cuatro presos fueron capturados, se les ocupó dos escopetas, un revolver y un arma artesanal, además de municiones para dichos objetos.

Por otro lado, el comisionado mayor Roa indicó que al menos 60 personas “identifican” a los detenidos como los responsables de haber causado todos estos “daños” en la ciudad de Matagalpa.

Tranques como este se levantaron en varias ciudades del país, incluyendo Matagalpa, durante los meses más fuertes de protestas contra el gobierno de Nicaragua.  Archivo/ END

En los últimos tres meses, las autoridades policiales han presentado a más de un centenar de manifestantes y los ha señalado de cometer varios delitos graves.

Entre los detenidos se cuentan jóvenes universitarios, campesinos y comerciantes. A la mayoría se le vincula por supuesta colocación de tranques y barricadas en varias ciudades del país, entre mayo y julio, cuando se intensificaron las protestas en contra del Gobierno de Nicaragua.