•   Caribe Norte, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Debido a las intensas lluvias registradas en las últimas horas en el país, el transporte terrestre en todas las comunidades del Caribe Norte es prácticamente imposible.

Las autoridades del gobierno regional, a través del Comité Municipal para la Prevención, Mitigación y Atención a Desastres (Comupred), se encuentran recorriendo las zonas para identificar los puntos o situaciones que representen alto riesgo para las familias.

El funcionario del comité departamental del Triángulo Minero, José Luis Solorzano, explicó que monitorean la crecida de los ríos Prinzapolka, Tuma en Mulukukú y San Pedro.

Desde la mañana de este viernes, varios funcionarios de gobierno en Mulukukú, visitan a familias en zonas vulnerables para estar preparados ante una eventual evacuación.

El transporte entre Siuna y Rosita, se encuentra afectado por el desborde del río en el sector del empalme de Alamikamba, lo que también impide el tráfico vehicular hacia el municipio de Prinzapolka.

Del mismo modo se reporta el desborde de varios ríos entre Rosita y Puerto Cabezas.

En la Cruz de Río Grande, el río Grande de Matagalpa amenaza los barrios San Martín y Barrio Central.

“El río se encuentra a 4 metros de desbordarse”, señalan las autoridades, mientras en San Pedro del Norte ya varias viviendas están inundadas en el sector conocido como El Muelle", relató Solórzano.

11 muertos

Las lluvias persistentes que afectan Nicaragua cobraron dos nuevas vidas en las últimas horas, informó hoy el Gobierno de Nicaragua, con lo que la lista de víctimas se elevó a 11 en las últimas dos semanas.

Marvin José Díaz Cordero, de 38 años, y Daniel Torres Flores, de 17 años, murieron la noche de este jueves intentando cruzar ríos en zonas rurales de Matagalpa y Nueva Segovia, respectivamente, informó el gobierno através de sus medios de información.

El paso vehicular está bloqueado entre varias comunidades del Caribe Norte de Nicaragua. Cortesía/ END

Las lluvias persistentes mantienen en vigor una alerta roja en 8 departamentos y las dos regiones autónomas del Caribe, con el objetivo de que las autoridades y población tomen medidas ante un desastre en desarrollo.

Los restantes 7 departamentos del país se encuentran en estado de alerta amarilla, que manda a los habitantes a estar listos para actuar ante un posible desastre.

Las precipitaciones se deben a la presencia de un centro de baja presión ubicado en el Caribe y una onda tropical que tienen incidencia en el territorio nicaragüense, según las autoridades.