• Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, aseguró que el gobierno nicaragüense adoptó el “modelo cubano de represión” y ha utilizado durante los últimos seis meses de crisis sociopolítica las mismas formas de abuso estatal que se cometen en la isla contra los críticos y opositores.

“Últimamente hemos visto este modelo cubano de represión y opresión exportado a Nicaragua con las mismas formas de abuso, represión, asesinatos y torturas”, remarcó Almagro el martes pasado durante un encuentro celebrado ante el Consejo Económico y Social de la ONU, en el cual se denunció la situación de los presos en Cuba.

Fotos: Fuertes enfrentamientos en Masaya dejan dos muertos

El funcionario de la OEA explicó que este modelo consiste en “silenciar de manera sistemática a todos aquellos que se atreven a expresar opiniones contrarias a las políticas del Gobierno”, a través del encarcelamiento, con una justificación mínima o sin justificación.

En Nicaragua, el mandatario Daniel Ortega ha negado ante medios internacionales que se abuse de los derechos de los reos.

Denuncia

Almagro mencionó los supuestos abusos de los derechos humanos en Nicaragua, al referirse al testimonio que brindó un estudiante (no se reveló el nombre), quien denunció ser víctima de maltratos.

“Fue brutalmente torturado por el régimen, con fuertes golpizas, asfixia simulada y violación con un objeto contundente”, aseguró el secretario general de la OEA.

OEA convoca a reunión extraordinaria por crisis en Nicaragua

Según Almagro, el estudiante identificó a un cubano como el dirigente del maltrato físico y sicológico que sufrió.

“Siempre he dicho que las malas prácticas se propagan y las peores prácticas que vemos hoy en día en nuestro hemisferio, que vemos hoy en día acá en los casos de Venezuela y Nicaragua, provienen de Cuba”, agregó.

Durante su intervención, en la que Almagro fue interrumpido por gritos y golpes en la mesa que emitía la delegación cubana presente en el evento de la ONU, el funcionario aseguró que los “posibles crímenes contra la humanidad” que la OEA ha documentado en Venezuela “también están ocurriendo ahora en Nicaragua”.

Desmantelan instituciones

Para Almagro, “los gobiernos de Venezuela y Nicaragua son dictaduras” que se instalaron lentamente, aunque se les eligió democráticamente.

“Desmantelaron una por una sus instituciones democráticas con el objetivo, apoyo e impulso de La Habana. Ahora como en Cuba, continúan en el poder a través de la fuerza bruta y el miedo”, zanjó el secretario general de la OEA.

Amnistía Internacional espera que el Gobierno español no envíe más armas a Nicaragua

En el caso de Venezuela, Almagro reveló que por lo menos 22 mil cubanos se infiltraron en el “régimen” iniciado por Hugo Chávez y actualmente liderado por Nicolás Maduro. Lo hicieron, explicó, ocupando cargos importantes en organismos gubernamentales y en los servicios de seguridad e inteligencia nacional de ese país sudamericano.

“No hay duda de que la existencia de presos en un país determinado es un indicio determinante de que existe una dictadura en el Gobierno”, insistió Almagro.

OEA sesiona hoy por crisis nicaragüense

El Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) dará este viernes continuidad a la crisis de Nicaragua, durante una sesión extraordinaria a las 8 a.m. hora de Managua, según anunció ayer el presidente del Consejo Permanente, embajador Carlos Játiva Naranjo, representante permanente del Ecuador.

La sesión de hoy, que sería la séptima realizada en el Consejo Permanente de la OEA para abordar la crisis que atraviesa Nicaragua desde abril, fue solicitada por la Misión Permanente de Canadá en nombre del Grupo de Trabajo (GT) para Nicaragua.

​​“No hay excusa para el uso desproporcionado de la fuerza”

De acuerdo con el orden del día propuesto, en dicha sesión se presentará el segundo informe del GT para Nicaragua, precisamente en ocasión de su segundo mes de trabajo, y además se presentará un nuevo informe de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), con reportes del Mecanismo de Seguimiento para Nicaragua (Meseni), el cual continúa trabajando in situ, aunque con limitaciones de acceso a la información por parte del Gobierno, según ha denunciado en varias ocasiones.

La última vez que se celebró una sesión sobre Nicaragua en el Consejo Permanente de la OEA, el pasado 12 de septiembre, el plenario de ese órgano aprobó una tercera resolución sobre la crisis nicaragüense en la cual se exhortaba al gobierno nicaragüense a apoyar “un calendario electoral acordado conjuntamente en el contexto del proceso de diálogo nacional”. Hasta la fecha, esta exhortación no ha sido respondida por las autoridades de Nicaragua.