•   Jinotega, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Cuatro miembros de una misma familia, incluidos dos niños, fallecieron la madrugada de este sábado en el municipio de Santa María de Pantasma, en Jinotega, a causa del deslizamiento de tierra de un cerro, provocado por las lluvias.

Félix Vásquez Hernández, de 61 años; Sandra Estrada, de 36; Betania Vásquez, de 13; y Ana Vásquez, de 4, son las personas que murieron soterradas en una casa de la comunidad La Soledad Número 1.

 Una familia sepultada por deslave de cerro en Pantasma, Jinotega

El único sobreviviente es el niño José Ignacio Vásquez, de 8 años, quien no estaba en la vivienda al momento del suceso.

Las lluvias han provocado inundaciones en varias regiones del país y hay 18 personas muertas a la fecha. Archivo/END

Las autoridades atribuyen la tragedia a las fuertes lluvias que afectaron a Nicaragua esta semana y provocaron que la tierra se saturara a niveles extremos.

Con estas cuatros víctimas serían 18 las personas que fallecen en todo lo que va de octubre por las lluvias.

Aún permanecen bajo alerta roja 11 departamentos en todo el país, precisamente, por el nivel de saturación de los suelos.

 Las lluvias afectan a cerca de 9.000 guatemaltecos en las últimas 24 horas

Leónidas Centeno, alcalde del municipio de Jinotega, informó a medios oficialistas que el deslizamiento ocurrió en la madrugada del sábado y precisó que alrededor de manzana y media del cerro se precipitó sobre la vivienda.

Precisó que el niño José Ignacio Vásquez no pereció gracias a que la noche anterior se quedó a dormir donde unos vecinos. La comunidad La Soledad Número 1 está ubicada a 25 kilómetros de la cabecera departamental de Jinotega.

Centeno declaró a los medios oficialistas que en el municipio de Yalí, también en Jinotega, tiene reportado otro punto con mucho riesgo de deslizamiento.

“Hay lugares donde las familias se confían y no creen que puede pasar esto que ha pasado”, afirmó el alcalde.

Lluvias se normalizarán

El Gobierno informó el viernes que este fin de semana las precipitaciones comenzarán a normalizarse.

Marcio Baca, director del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter), explicó que aunque desde el viernes el clima comenzó a mejorar en buena parte del territorio, aún no se puede “bajar la guardia” debido, principalmente, a la acumulación de humedad en los suelos.

 Mantienen alerta roja por saturación de suelos

El sábado por la tarde ingresó al país la onda tropical número 43, la cual generará lluvias de moderada intensidad en algunos puntos del territorio, lo que podría representar que se registren niveles de caída que oscilarán entre 20 y 25 milímetros, que es el rango normal de acumulación caída.

Esta semana la mayor cantidad de agua acumulada se registró en el departamento de Matagalpa. Entre martes y jueves hubo acumulados en Matagalpa de 249 milímetros. En León, un promedio de 142 milímetros, en Chinandega fue de 187 milímetros, dijo Agustín Moreira, meteorólogo del Centro Humboldt.

La anterior tragedia

 Inundaciones en 76 viviendas de Prinzapolka, Caribe norte de Nicaragua

En octubre de 2014, en el barrio 18 de Mayo, en Managua, ocurrió una tragedia similar: Nueve personas murieron cuando las lluvias provocaron el desplome de un muro perimetral de un residencial, cayendo sobre varias viviendas.