•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los terrenos pertenecientes a la Universidad Nacional Agraria (UNA) que desde finales de mayo de este año habían sido invadidos por precaristas han vuelto al control de esta casa de estudios.

La información fue confirmada por Alberto Sediles Jaen, rector de dicha institución académica.

“El viernes 12 de octubre fue el último día en el que estaban algunas familias, pero ya desde el sábado pasado todo el patrimonio ya está nuevamente en manos de la Universidad”, dijo Sediles Jáen.

Los precaristas habían tomado posesión de la Finca Santa Rosa, un amplio terreno de extensión ubicado en la zona sur de la Facultad de Ciencia Animal. Estos territorios son  colindantes con Ciudad Belén, al este de Managua.

Asimismo, los tomatierras habían invadido los terrenos de la finca Las Mercedes, en donde opera el Centro de Experimentación y Validación  de Tecnología, esta propiedad está ubicada hacia el norte del matadero Nuevo Carnic.

“Entre ambas propiedades eran unas 80 manzanas de terrenos las que estaban invadidas, pero ya nuevamente están en manos de la Universidad”, reiteró Sediles Jaen.

La autoridad académica no entró en detalles sobre la manera en que se produjo el desalojo, aduciendo que en los próximos días la UNA publicará un comunicado en el que se explicarán los pormenores del proceso de recuperación de los terrenos.

Lo que sí confirmó es que los terrenos de ambas propiedades tienen varios daños, tales como destrucción de los cercos y daño a plantaciones para alimentar al ganado.

De acuerdo al último reporte de la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua (Upanic), hasta el 12 de octubre pasado a nivel nacional, unas 7,112 manzanas de tierra continúan invadidas por precaristas. Estas invasiones están concentradas en ocho departamentos.

“Se registran áreas desalojadas dentro de los casos reportados a Upanic, las cuales están localizadas en las áreas urbanas de Managua y con fines habitacionales e industrial”, señala el informe.

En este sentido, según datos de la organización gremial, desde mayo pasado cuando empezaron a registrarse las  invasiones a terrenos, un total de 9,800 manzanas de tierras habían sido tomadas por los precaristas, pero se ha logrado evacuar a una parte de los invasores y recuperar 2,688 manzanas de tierra.