•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Al menos 11 personas que se han manifestado contra el Gobierno en la Isla de Ometepe han sido detenidos de “manera arbitraria” desde el 7 de octubre pasado, cuando se realizó un cicletón, según denuncia la Articulación de Movimientos Sociales.

Algunos pequeños empresarios sostienen que debido al fuerte despliegue policial y parapolicial, el turismo también ha sido afectado.

 Brenes: OEA dio campanada de advertencia al Gobierno

"No se respira paz" en Ometepe, denunció este domingo la Articulación de Movimientos Sociales y Organizaciones de la Sociedad Civil.

De los 11 detenidos, uno fue trasladado a la sede de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), en Managua, conocida como El Chipote. 

Los otros 10 están en la estación policial de Rivas, jurisdicción a la que pertenece Ometepe, señaló la articulación.

El Monimbó de Ometepe

Urbaite, una pequeña comunidad indígena, que se asentó frente a las faldas del volcán Concepción, se ha convertido los últimos 15 días en el bastión de las protestas antigubernamentales en la isla, uno de los principales destinos turísticos de Nicaragua.

Según los pobladores, desde el pasado 7 de octubre, la comunidad es el blanco de un despliegue policial sin precedentes, con el fin de “intimidar y apresar a los líderes del Movimiento Campesino que organizaban protestas antigubernamentales”, dijo un opositor de la zona, quien prefirió el anonimato.

 Jueces dictan 28 sentencias condenatorias a manifestantes

Urbaite se localiza a 6 kilómetros del casco urbano del municipio de Altagracia. La comunidad “estaba en el epicentro de las manifestaciones que se hacían en la Isla de Ometepe y en nuestras actividades incluíamos plantones frente a la Alcaldía de Altagracia”, indicó el manifestante.

Se cree que más de 40 personas están huyendo en las zonas montañosas de la isla, incluyendo familias enteras, que por temor a represiones y ser capturados, abandonaron sus casas.

Otro habitante, también bajo condición de anonimato, detalló que en medio de la incertidumbre y el temor las personas han desafiado la persecución policial y de parapolicías que deambulan por las calles.

 24 detenidos por protestar en una semana

“Acá han realizado allanamientos de viviendas sin orden judicial, se nos han llevado motos, artículos del hogar y electrodomésticos, aduciendo que los dueños no presentan sus facturas de compra y a los vehículos que participaban en las manifestaciones no les permiten circular”, indicó este manifestante.

“Como parte de esa persecución y acoso, dos policías -incluyendo una mujer-, se han lesionado tratando de escalar el volcán Concepción, para dar con los muchachos y a una persona hasta le ocuparon su bote, porque aducían que lo estaba usando para sacar a los protestantes”, relató.

Se conoció que el sábado liberaron en Ometepe a tres hermanos, a quienes habrían golpeado.

Turismo reducido

Los empresarios turísticos aseguran que también se han visto afectados por el fuerte despliegue policial y la presencia de encapuchados.

“Esto no solo ha generado incertidumbre y temor entre los pobladores, sino que también ahuyentó a los pocos turistas que se habían quedado y esto ocasionó el cierre de más negocios y pérdida de empleos”, explicó una propietaria de hoteles.

 Imponen más de 22 años de cárcel a manifestante

El transporte acuático también se ha visto perjudicado por una reducción de la demanda de pasajeros de hasta un 75%.

“Antes que llegara el despliegue policial y de paramilitares, una turoperadora de Costa Rica estaba explorando la isla para ver la posibilidad de traer turistas, pero al ver la cantidad de uniformados y gente escapando, se retiraron. El turista nacional también desapareció y por ende solo estamos ofertado el 25% de la capacidad de las embarcaciones”, explicó un marinero.

Cabe destacar, que en medio del despliegue policial, ya se han presentado enfrentamientos de los uniformados con pobladores, que se oponen al arresto de más manifestantes.