• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • EFE

La Policía Nacional realizó esta mañana un amplio despliegue en el centro actual de la capital, Managua, a seis meses de la crisis sociopolítica que ha dejado centenares de muertos en el contexto de las protestas contra el Gobierno de Nicaragua.

Decenas de automóviles patrullas, en su mayoría llenos de agentes armados, incluyendo antimotines, se apostaron cerca de la Universidad Centroamericana (UCA), sin que las autoridades dieran una explicación.

Escenas como estas son comunes desde abril en Nicaragua cada vez que grupos de manifestantes anuncian alguna protesta, pero este lunes no hubo llamado alguno.

Una ciudadana camina frente a un grupo de policías antimotines desplegados frente a la Universidad Centroamericana (UCA), esta mañana. Óscar Sánchez/ END

En un informe emitido el jueves pasado, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CDIH) mostró su "preocupación por la persistencia del uso de la detención como forma de represión de la protesta social, así como la criminalización de personas que participaron en las diversas formas de manifestación pacífica contra el Gobierno de Nicaragua desde abril".

En su reporte más reciente, la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH) denunció que en Nicaragua existe "acoso policial o de organismos de seguridad en conjunto con grupos armados parapoliciales y de choque, motivados por un fanatismo partidario fuera del marco de la ley hacia la población nicaragüense en general".

Hace dos fines de semana la Policía Nacional realizó decenas de dertenciones a ciudadanos que se concentaron en el parqueo de un superpercado en Managua, para disponerse a realizar una marcha de protesta contra el Gobierno de Nicaragua.

No obstante, los oficiales subieron por la fuerza a los manifestantes a varias patrullas policiales, entre los que había jóvenes, señoras y hombres de la tercera edad.

Un grupo de 38 personas fueron detenidas cerca del medio día y trasladadas a las celdas de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), conocida como El Chipote, donde permaneceron un día detenidos y al día siguiente fueron dejados todos en libertad.

Una semana antes la Policía Nacional había emitido un comunicado en el cual declaró "ilegales" las manifestaciones de protesa en contra del Gobierno de Nicaragua.

Patrullas y oficiales de la Policía Nacional permanecen en el sector de la Universidad Centroamericana (UCA). Oscar Sánchez/ END

La feligresía católica celebró este domingo una misa por los seis meses de protestas y para exigir la libertad de los detenidos en ese contexto.

La convocatoria a esta actividad se efectuó a través de las redes sociales y se pedía a los asistentes vestir de azul y blanco y llevar velas encendidas en las manos. Algunos personas llevaron retratos de sus familiares detenidos.