• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Con videos y fotografías, la abogada Leyla Prado, de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) se dispone a demostrar en juicio que los disparos que quitaron la vida de Lenín Díaz Mendiola, hijo de la héroe sandinista Benigna Mendiola, los hicieron parapolicías desde la esquina sur de la alcaldía en Matagalpa.

“En las fotos que vamos a presentar se observa a un parapolicía disparando desde la esquina sur de la Alcaldía de Matagalpa en dirección hacia donde estaba la víctima (Lenín Díaz Mendiola)”, declaró ayer Prado.

Las pruebas gráficas con las cuales la abogada de la CPDH se dispone a rebatir la teoría acusatoria de la Fiscalía, las ofreció en la apertura del juicio contra el estadounidense John Amort Paiz, de 52 años, procesado por la muerte de Díaz Mendiola.

Por estos hechos también son acusados los nicaragüenses Rogelio Gámez Martínez, de 52 años, Noel Valdez Rodríguez, de 48; y Óscar Avilés Rocha, de 26.

Al estadounidense John Amort Paiz y los tres nicaragüenses el Ministerio Público les atribuyen los delitos de terrorismo, asesinato agravado y exposición de personas al peligro.

Seis testigos

Por su parte, la representación del Ministerio Público al hacer sus alegatos de apertura ante el juez Noveno Distrito Penal de Juicio de la capital, Edgard Altamirano, propuso el testimonio de seis testigos civiles.

Los deponentes civiles ofrecidos como testigos de cargos son empleados de la alcaldía de Matagalpa, cuyo alcalde es miembro del partido de gobierno, el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN

Completan el listado de testigos los policías que hicieron las investigaciones y el médico forense.

En el primer día de juicio solo se leyó nuevamente la acusación contra los cuatro procesados y los abogados (fiscal y defensores) hicieron sus alegatos de apertura, mientras que el juez Edgard Altamirano anunció la reanudación del juicio para el próximo jueves, 25 octubre.

Hasta la semana que recién concluyó, 24 manifestantes y cuatro activistas de la CPDH han sido sentenciados por distintos hechos acontecidos durante las protestas antigubernamentales que iniciaron el 18 de abril.

Mientras tanto, cientos de reos permanecen en prisión a la espera de sus juicios, la mayoría de ellos acusados por terrorismo y crimen organizado.