• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • EFE

El Gobierno de Nicaragua suspendió hoy un decreto de alerta roja, emitido la semana pasada a causa de las lluvias persistentes de octubre, que dejaron 17 muertos en la última semana.

"Se levanta la alerta roja", dijo la vicepresidenta Rosario Murillo, a través de medios del Gobierno.

La alerta, en vigor desde el pasado 16 de octubre, había sido emitida para 9 departamentos del norte, centro y pacífico, así como en las dos regiones autónomas del Caribe.

Murillo afirmó que la alerta fue suspendida porque "aparentemente no hay ningún riesgo de que los fenómenos (atmosféricos) que están en la región sean particularmente peligrosos para nuestro país".

Las lluvias persistentes, que han provocado 21 muertos en todo el mes de octubre, causaron desbordes de ríos, inundaciones y suspensión de servicios básicos en el país, donde además dañaron viviendas, escuelas y edificios privados y estatales.

Las últimas muertes se registraron en el municipio de Santa María de Pantasma, en Jinotega, a causa del deslizamiento de tierra de un cerro, donde murieron dos personas adultas, una adolescente y una niña.

Murillo además agregó que una alerta amarilla emitida hace 19 días se mantiene activada en todo el país. La alerta amarilla advierte a las autoridades y población a estar listos para evacuar ante un desastre probable.

Un hombre muestra hasta donde llegó el nivel del agua, producto de las fuertes lluvias en la zona de Malacatoya, Granada. EFE/END

Las autoridades locales creen que las precipitaciones constantes no se repetirán en el resto de la época lluviosa.

La temporada húmeda de Nicaragua, que incluye la presencia de ciclones tropicales, se inicia cada año en mayo y se extiende hasta noviembre.