• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Los familiares del exdiputado y exviceministro, Nardo Rafael Sequeira Báez, de 65 años, señalaron a la administración del Sistema Penitenciario La Modelo, como responsable de su seguridad y su salud, ya que ha sido diagnosticado como depresivo.

De acuerdo con Reyna del Socorro Sequeira Báez, los oficiales de La Modelo no permiten llevarle a su hermano medicamentos para garantizar su estabilidad.

Según Sequeira Báez, su hermano ha sido diagnosticado con depresión desde 2010, y a través de los medicamentos es que logra mantener su estabilidad; sin embargo, temen que el encarcelamiento pueda descompensar su salud y poner en riesgo su vida.

"Está en las celdas desde el 25 de julio. La policía y sus encapuchados armados llegaron a su casa en Acoyapa, Chontales, y un agente le dijo que lo acompañara porque el comisionado quería hablar con él, entonces tomó su camioneta y los acompañó, pero ahí quedó apresado. De ahí lo mandaron a la dirección de Auxilio Judicial de Juigalpa y después a Managua”, comentó la señora Sequeira Báez.

Añadió que la camioneta también está retenida y ahora es utilizada por oficiales de policía.

Sequeira Báez indicó que durante una audiencia una hija del exdiputado lo notó descompensado.

“A pesar de que hemos insistido en que le entreguen los medicamentos, no se los dan", alegó la señora Sequeira, agregando que la depresión lo está matando, y la responsabilidad de eso recae en el alcalde del penal.

En el "infierno”

Al interponer una denuncia ante el Centro Nicaragüense de los Derechos Humanos (Cenidh), Sequeira Báez dijo que a su hermano lo tienen encerrado en el llamado “Infiernillo”, una de las celdas de máxima seguridad, donde los detenidos están en aislamiento y no reciben luz solar.

Recordó que su hermano fue diputado de la Unión Nacional Opositora durante el gobierno de Violeta Barrios (1990–1997) y posteriormente viceministro durante el mandato del gobierno de Arnoldo Alemán (1997-2002), pero ya se había retirado de la política.

El abogado del Cenidh, Salvador Marenco, dijo que dan seguimiento al caso y ven como inhumana la falta de atención médica de las personas detenidas en el contexto de las protestas.

"Se ha solicitado que el Instituto de Medicina Legal haga una valoración de su salud; sin embargo, han hecho caso omiso a las peticiones”, dijo Marenco.

Sequeira Baéz está procesado por los supuestos delitos de crimen organizado, tenencia ilegal de armas y municiones, además de entorpecimiento de servicios públicos.