• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

“Mi conciencia no me reprocha nada ante Dios”, respondió este miércoles monseñor Silvio José Báez, obispo auxiliar de Managua, ante los señalamientos del Gobierno y sus simpatizantes que lo acusan de ser “terrorista, golpista y asesino” y por lo que piden que salga del país o sea enjuiciado.

Mientras, medios oficialistas difundieron un nuevo audio este miércoles donde el obispo supuestamente descalifica al presidente Daniel Ortega.

"Agradezco de corazón a quienes me han manifestado su cercanía y oraciones. Mi conciencia no me reprocha nada ante Dios. Con su fuerza continuaré en Nicaragua el ministerio que la Iglesia me ha confiado con la conciencia de que ´la palabra de Dios no está encadenada´”, dijo el obispo en su cuenta de Twitter, utilizando un fragmento bíblico y dejando claro que no se irá del país como quieren algunos simpatizantes sandinistas y medios oficialistas.

Citando el evangelio de San Lucas, monseñor Báez escribió en su cuenta de Twitter: "Al que Dios le dio mucho le pedirá mucho. Quien ha recibido un ministerio de parte de Dios para el servicio de su pueblo, aún en medio de la adversidad, lejos de debilitarse, experimenta la fuerza y el consuelo divino para seguir dando mucho".

La reacción del obispo se dio un día después de que un grupo de personas que dicen integrar la comunidad de base San Pablo Apóstol, de una iglesia en Managua, dieron a conocer en una conferencia de prensa una grabación de una supuesta conversación de Báez con líderes campesinos, donde habla de seguir presionando al Gobierno para volver al diálogo y habría dicho que los obispos son los creadores de la Alianza Cívica.

Este miércoles se difundió en medios oficialistas un segundo audio donde el obispo descalificaría las capacidades del presidente Daniel Ortega para ejercer el cargo.

Según el nuevo audio, Báez habría dicho que el próximo presidente de Nicaragua debe ser “un hombre que sea preparado, no este burro que tenemos ahora”.

“Una persona que sea preparada. Todos los presidentes de América Latina han pasado por universidad, tienen título, son gente. ¡Ah, no! El de aquí a duras penas sabe leer. Bolivia, Venezuela y Nicaragua, tres estúpidos. El resto es gente que ha estudiado porque tienen que tomar decisiones a nivel económico, tienen que saber cómo funciona la sociedad a nivel político, tienen que conocer muchas cosas”, se escucha en el supuesto audio del obispo, cuya procedencia no se explica.

Hasta el momento, Báez ha evitado explicar si él hizo o no, esas declaraciones que el gobierno ha difundido.

Lo respaldan

Las muestras de respaldo de diversos sectores hacia el obispo auxiliar de Managua, Silvio Báez, continuaron este miércoles, según afirmó el cardenal Leopoldo Brenes. El prelado cuenta con el apoyo del clero de Nicaragua, “es un hermano, nosotros lo apoyamos", dijo Brenes a periodistas.

Juan Sebastián Chamorro, de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, manifestó también su solidaridad con el obispo y repudió la campaña de desprestigio de la que está siendo víctima.

“Mi solidaridad con monseñor, quien a través de sus homilías nos ha enseñado a predicar por la paz, la reconciliación y la importancia de no olvidar lo que ha pasado. Él está siendo objeto de la misma agresión que ha matado y encarcelado a tanta gente, eso es repudiable”, dijo Chamorro.

El Instituto Nicaragüense de Desarrollo (Inde) emitió un comunicado reiterando su respaldo a la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) y a monseñor Silvio Báez.

El Inde señaló que "los miembros de la Conferencia Episcopal siempre han estado al lado del pueblo como defensores de los derechos humanos, buscando soluciones en pro de la justicia, la verdad, la democracia y el respeto a la vida humana”.

Diario Español: Es un audio editado

El diario El Español, de España, analizó el supuesto audio de monseñor Báez con un ingeniero en sonido mediante el software de edición iZotope RX y concluyó que “se trata de un archivo editado, con importantes fallos técnicos que ponen de relieve que se trata de la unión y edición de varias grabaciones distintas de la voz del prelado”.


Según el diario español, el audio fue editado con postproducción. “Se nota la postproducción porque está limitado. Todo el audio tiene el mismo volumen, el volumen máximo antes de saturar. Esto no es normal en un sonido grabado directo”, explica la publicación.

Además, asegura que el archivo tiene “demasiados fragmentos mal reparados (…). Hay vocales o consonantes a las que les falta parte del sonido o de unión de sílabas mal realizadas, silencios a los que les falta la reverberación del final o inicio de los sonidos continuos”.

A los audios, continúa el diario, les falta la cola de ambiente, es decir, que se nota que los sonidos se han separado de otros.

En mayo pasado, la Conferencia Episcopal aseguró que las campañas de desprestigio contra el quehacer de la Iglesia y sus obispos son “ataques del Gobierno orquestados a través periodistas y medios de comunicación oficialistas y cuentas anónimas en Facebook y Twitter”.