• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

La familia Morazán Castillo tiene a dos de sus integrantes detenidos por la Policía, mientras cinco han tenido que huir por el acoso y amenazas de los simpatizantes del partido de gobierno, denunció una de las hijas de Alfonso José Morazán Castillo, militar en retiro y padre del activista Yaser Morazán, ambos en las cárceles de El Chipote.

Alfonso José Morazán Castillo, de 57 años, militante del Frente Sandinista durante la revolución de 1979 y fundador del Ejército Popular Sandinista (EPS) fue interceptado y secuestrado por encapuchados armados que viajaban en dos motos, en el sector llamado Las Praderas, en Matagalpa.

“El lunes 22 de octubre mi papá iba caminado a eso de las 3 de la tarde. Tenemos a una testigo que miró cuando los motociclistas lo alcanzaron y él se puso boca abajo en el suelo y los secuestradores lo agarraron a patadas y golpes”, alega su hija que por razones de seguridad prefirió no dar su identidad.

Indicó que su padre fue condecorado, tiene una serie de reconocimientos por su labor en el EPS y estaba en retiro. Y por considerar injusta la actitud del Gobierno, participó en las marchas de protesta.

“Tomando en cuenta que él es padre de Yaser Morazán, un activista matagalpino y crítico del Gobierno, tras enterarnos del secuestro, por lógica fuimos a la Policía donde informaron que ahí estaba, pero luego lo trasladaron a las celdas de El Chipote, en la capital”, dijo la joven, quien exigió al Gobierno que le permita entregarle medicinas a su padre.

La joven también demandó su libertad, ya que sufre diversos padecimientos que pueden poner en riesgo su vida.

Acosos a la familia

La denuncia fue interpuesta en el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), donde destacó que la familia ha sido acosada y asediada por paramilitares que han rodeado la vivienda y los han amenazado de muerte, por lo cual cinco de seis hermanos han tenido que huir a lugar seguro, mientras Yaser permanece en detención y ahora su padre también está en custodia policial.

El abogado Braulio Abarca dijo que como organización de derechos humanos, el Cenidh brindará acompañamiento a la familia e introducirán un recurso de exhibición personal, dado que se desconoce el estado de salud del señor Morazán.

Por otra parte, interpondrán solicitud de medidas cautelares e informarán de la situación a las organizaciones de derechos humanos internacionales.