• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Bajo la protesta del abogado Norvin Cruz Ponce, defensor de Luis Cueva Poveda, quien vendía banderas azul y blanco en las marchas opositora, la jueza Tercero Local Penal de Managua, Nalía Úbeda Obando inicio el juicio contra el vendedor ambulante a quien la Fiscalía le atribuye tres delitos.

El reclamo del abogado defensor es porque, según él, la judicial no fundamentó el auto (resolución) donde atribuye a “fuerza mayor” la interrupción que decretó para justificar que para el 19 de octubre su representado no había recibido sentencia o fallo por parte de la encargada de impartir justicia.

A Luis Cuevas Poveda, quien hasta el momento de su detención se ganaba la vida vendiendo banderas con los colores de la patria (azul y blanco). La Fiscalía le atribuye los delitos de obstaculización de servicios públicos (transporte), portación ilegal de armas y amenazas de muerte con armas.

Supuestas amenazas

Por el delito de amenazas de muerte con arma, en la acusación de la Fiscalía aparecen como presuntas víctimas Vernon Olivas Hidalgo, Marlon Centeno Hernández y Byron Centeno, los últimos dos son hermanos.

La protesta del abogado defensor se originó porque la jueza Nalía Úbeda le rechazó la excepción donde pedía la libertad para su representado sobre la base que el plazo máximo de duración del proceso habría concluido el 19 de octubre del año en curso.

Norvin Cruz en sus alegatos señaló que los juicios con reo habido (preso) tiene un tiempo máximo de un mes por los delitos menos graves cuyas penas no exceden de 5 años de prisión.

Una vez que rechazó la excepción planteada por la defensa del vendedor ambulante, la judicial dio por iniciado el juicio, pero la Fiscalía no presentó pruebas, en el primer día programó para el próximo 30 de octubre la continuación del proceso.