•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El operador turístico canadiense Transat decidió cancelar todos los vuelos chárter que tenía programado realizar hacia Nicaragua entre finales de este año y el primer trimestre del 2019.

El anuncio de esta cancelación se suma a la reducción de vuelos en meses anteriores por las diversas líneas aéreas que operan en el país. Por ejemplo, desde agosto American Airlines, United, Delta y Spirit redujeron sus frecuencias de viajes a Managua. Además, la aerolínea española Iberia aplazó de manera indefinida el vuelo directo entre Madrid y Managua que inauguraría en octubre.

En declaraciones a la agencia de noticias AFP, Debbie Cabana, portavoz de Transat, propietario de la línea aérea AirTransat, explicó que la decisión la tomaron “debido a los disturbios civiles en curso y la débil demanda” de turistas interesados en Nicaragua.

La línea aérea tenía previsto realizar tres vuelos semanales hacia Managua, entre el próximo 20 de diciembre y fines de marzo desde las ciudades canadienses de Toronto y Montreal.

"Los clientes que tienen reservas en ese destino (Nicaragua) pueden cambiar su reserva u obtener un reembolso completo", dijo Cabana.

Solo en mayo se había reducido en 37% la llegada de pasajeros por la vía aérea, en relación al mismo mes en 2017, y desde entonces la Empresa Administradora de Aeropuertos Internacionales no brinda reportes estadísticos de pasajeros.

El impacto

Al conocerse el anuncio de la cancelación de los vuelos de la línea aérea canadiense, Lucy Valenti, presidenta de la Cámara Nacional de Turismo de Nicaragua (Canatur) dijo que AirTransat tenía planeado desarrollar 24 vuelos hacia Managua, entre diciembre y marzo del año próximo.

El anuncio de esta cancelación se suma a la reducción de vuelos en meses anteriores por las diversas líneas aéreas. Archivo\END

“Serán entre 2,500 y 3,000 turistas canadienses los que estarán dejando de venir a Nicaragua, en esos meses”, dijo Valenti.

Agregó que al no venir esa cantidad de viajeros, el país estaría dejando de percibir cerca de US$3 millones.

Explicó que aunque inicialmente los turistas canadienses beneficiaban principalmente al hotel de playa Barceló Montelimar, por tratarse del sitio en donde se hospedaban, el impacto negativo se trasladará hacia negocios de otros sitios turísticos, especialmente los pequeños.

“Inicialmente ese programa de vuelos chárter beneficiaba solo a Montelimar, pero después ellos empezaron a realizar otros tours por diversas zonas del país, por ello unos 50 pequeños negocios turísticos dejarán de beneficiarse con el arribo de esos turistas”, afirmó Valenti.

Turismo baja

Desde que inició la crisis sociopolítica, en abril de este año, el sector turístico nicaragüense ha sido uno de los más afectados. Según estimaciones de la Cámara Nacional de Turismo de Nicaragua, al menos 70,000 empleos se han perdido en este sector.

La línea aérea tenía previsto realizar tres vuelos semanales hacia Managua. Archivo\END

Asimismo, las cifras oficiales del Banco Central de Nicaragua (BCN), estiman que las pérdidas en el turismo este año rondarán los US$231 millones. 

En un informe de septiembre, el Banco Central informó que el gasto promedio de cada turista por día pasó de US$45.7 entre enero y marzo a US$37.7 entre abril y junio.

Canatur había planificado este año ingresos por US$900 millones del sector turismo, pero bajó las proyecciones a US$700 millones.