•   Rivas, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El dirigente de los autoconvocados de Rivas, Alexander del Socorro Pérez, detenido hace 21, fue presentado este jueves  por la Policía Nacional, como una de las personas que el pasado 30 de mayo, dirigió y participó  en la quema de las instalaciones de una  sucursal de la Cooperativa de Ahorro y Crédito Caja Rural Nacional (Caruna), ubicada en Managua.a

Pérez, de 35 años, es un expolicía y abogado de esta ciudad, que participó constantemente en las manifestaciones que realizaban los autoconvocados de Rivas, para protestar en contra del presidente Daniel Ortega.

En una nota de presa publicada en la página web de Visión Policial, se detalla que Pérez, estaba al frente de tranques y causó daños en perjuicio del Estado y la sociedad nicaragüense.  

De acuerdo con esta publicación,  Pérez, “es acusado  de incendio, asalto, posesión ilegal de armas de fuego, daños a la propiedad y exposición de personal al peligro, en perjuicio del Estado y la sociedad nicaragüense”, reza la nota. 

Detenido el 4 de octubre

Como se recordara, Pérez, conocido entre los autoconvocados como Xander Montiel, fue detenido en horas del mediodía del 4 de octubre, cuando caminaba por el costado suroeste del mercado de Rivas.

En dicho lugar, Pérez fue apresado por oficiales de la policía que se movilizaban en una camioneta gris sin placa, y comerciantes del lugar que percataron de los hechos le avisaron inmediatamente a su esposa Lesbia Rosales Novoa, quien inútilmente trató de impedir que se lo llevaran a las celdas de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ).

La nota de prensa emitida por  la Policía y difundida en medios oficiales, dice que “el sujeto Alexander del Socorro Pérez, utilizando recipientes con gasolina, instigó, dirigió y participó, junto a grupos de delincuentes en el ataque e incendio de las instalaciones del edificio y vehículos, propiedad de la cooperativa de ahorro y crédito Caruna, causando cuantiosas pérdidas, y exponiendo al  peligro a los trabajadores”,  a Pérez, la Policía también lo acusa de intimidar  a los guardas de seguridad de Caruna y robarse una escopeta calibre 12. 

La esposa del expolicía confirmó que hasta en horas de la tarde de ayer,  Pérez no había sido acusado  por ningún delito en los Juzgados de Managua. “Todo esto que dicen es completamente  falso y me da risa.  A mi esposo no le han encontrado armas, en Rivas  todos sabemos  que fue apresado hace 21 días cuando caminaba tranquilamente por el mercado”, relató Rosales.