•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La familia del maratonista Alex Vanegas, quien fue detenido la tarde de ayer por miembros de la Policía Nacional, desconoce su paradero, informó a El Nuevo Diario el Centro Nicaragüense de Derechos humanos (Cenidh).

Los familiares del maratonista denunciaron ayer que oficiales de la Policía lo detuvieron cuando protestaba en el sector de la rotonda Rubén Darío.

Según el Cenidh, tras la detención del maratonista, la familia lo ha buscado en distintas delegaciones policiales, pero no han podido obtener información de su paradero.

El maratonista Alex Vanegas, se volvió popular por correr todos los días en distintos municipios de Nicaragua para protestar contra el Gobierno.

Alex Vanegas, corre para pedir justicia en Nicaragua

Esta es la quinta vez que la Policía detiene al maratonista, la última detención ocurrió en el municipio de Diriomo, del departamento de Granada. El hecho ocurrió el domingo, luego que se reuniera con otros manifestantes.

Alex Vanegas ahora camina para protestar debido a su condición de salud Su visita a Diriomo y su detención quedó grabada en las redes sociales, a través de un Facebook Live que realizó el momento en que cerca del parque Rubén Darío de Diriomo fue alcanzado por una mototaxi, de la cual bajaron dos agentes policiales, quienes le pidieron que los acompañara y que apagara el teléfono, pero este siguió transmitiendo hasta llegar a la estación.

Enjuician a sobrevivientes de la Divina Misericordia

En anteriores ocasiones Alex Vanegas había sido retenido varias horas en Masaya, cuando recorrió la placita de Monimbó y en Managua; también lo detuvieron cuando se disponía a participar de la marcha Unidos por la libertad y en esa ocasión fue llevado a las celdas de la Dirección de Auxilio Judicial, donde permaneció 24 horas detenido.

Desde la captura del 14 de octubre, Vanegas utiliza un collarín en el cuello y asegura que no puede correr por los golpes recibidos en la columna, cuando fue detenido en la zona de la rotonda Jean Paul Genie y trasladado al Chipote.