•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La directora del programa para Centroamérica y México del Centro para la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL), Marcia Aguiluz, rechazó la acción del Gobierno de Nicaragua de no dejar pasar esta mañana del aeropuerto internacional de Managua, a una comisión de esa organización que pretendía entrar al país para reunirse con representantes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), para analizar la situación de Nicaragua.

“Parece ser que esta es una práctica que se está haciendo sistemática para Nicaragua, y que demuestra que no están dispuestos al escrutinio internacional ni, por supuesto, a permitir que se defiendan los derechos humanos en el país", dijo Aguiluz, en teleconferencia, desde Costa Rica.

Marcia Aguiluz, Paola Limón y Francisca Stuardo son las tres integrantes del equipo del CEJIL, que habían llegado a Nicaragua esta mañana para reunirse con los miembros del Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua (MESENI), de la CDIH.

Sin embargo, las mujeres fueron devueltas por oficiales de Migración y Extranjería en menos de una hora, tras haber arribado al país.

De regreso en Costa Rica, a través de una teleconferencia sostenida con periodistas y representantes del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), Aguiluz relató que cuando intentaron ingresar por el aeropuerto internacional Augusto C. Sandino, "los oficiales de migración nos comunicaron que no podían permitirnos el ingreso porque no habíamos solicitado el respectivo permiso y nos invitaron a regresar a Costa Rica".

Aguiluz señaló que como organización de derechos humanos fueron invitados por la CIDH, para participar en una reunión sobre la situación de Nicaragua, lo cual fue notificado a las autoridades del país, sin embargo no les permitieron el ingreso.

"Al pedirles una explicación los oficiales reiteraron que el permiso no lo pedimos con suficiente antelación, y como insistimos dijeron que era una decisión soberana de Nicaragua", expresó Aguiluz.

Además consideró que le resulta “un hecho absolutamente lamentable y condenable. No existe ninguna razón (de negar el ingreso). Nuestro trabajo es legítimo en defensa de los derechos humanos y la democracia. Lo hacemos  en Nicaragua y en todos los países del continente y lo vamos a seguir haciendo”, enfatizó la directora del CEJIL.

Señaló que como defensores de derechos humanos por ninguna circunstancia los van a intimidar. “Nicaragua va a ser libre más temprano que tarde, será libre y vamos a estar ahí para celebrar", enfatizó Aguiluz.

Sobre esta prohibición del estado de Nicaragua, negando el ingreso a esa comisión del CEJIL, el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), lanzó un comunicado condenando la acción.

Marlin Sierra, directora del Cenidh, dijo que el gobierno continúa su política de represión, la cual ha aumentado contra los defensores de derechos humanos, para obstaculizar su labor.

El equipo de la CEJIL fue devuelto en otro avión a Costa Rica, por las autoridades de Migración de Nicaragua. Archivo/ END

“Consideramos que este rechazo de ingreso ocurrido el día hoy a las siete de la mañana en el Aeropuerto Internacional lo que demuestra es la hostilidad y los niveles de control excesivos el gobierno de Nicaragua para identificar y obstaculizar la relación de los defensores de derechos humanos y periodistas extranjeros con las organizaciones locales que han elevado sus voces para denunciar las violaciones a los derechos humanos ocurridas en nuestro país”, señala el comunicado del Cenidh.