•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Gobierno nicaragüense no permitió la entrada al país al equipo del Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (Cejil), que arribó la mañana de este viernes al Aeropuerto Internacional Augusto C. Sandino, de Managua, invitado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Marcia Aguiluz, Paola Limón y Francisca Stuardo son las tres integrantes del equipo del CEJIL que habían llegado para reunirse con los miembros del Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua (Meseni), de la CIDH, pero fueron devueltas por oficiales de Migración y Extranjería en menos de una hora.

“Aunque contábamos con una invitación formal de la CIDH, las autoridades de Migración nos negaron el acceso a Nicaragua. Esta acción demuestra una vez más las arbitrariedades del Gobierno y su falta de compromiso con los derechos humanos y la democracia”, aseguró el Cejil a través de su cuenta de Twitter, en la que publicaron la carta de invitación que traían para ingresar al país.

La directora del programa del CEJIL para Centroamérica y México, Marcia Aguiluz, rechazó la acción del Gobierno de Nicaragua y dijo que “parece ser que esta es una práctica que se está haciendo sistemática para Nicaragua y demuestra que no están dispuestos al escrutinio internacional ni, por supuesto, a permitir que se defiendan los derechos humanos en el país”.

“Nos parece un hecho absolutamente lamentable y condenable. No existe ninguna razón (de negar el ingreso). Nuestro trabajo es legítimo en defensa de los derechos humanos y la democracia. Lo hacemos en Nicaragua, en todos los países del continente y lo vamos a seguir haciendo”, enfatizó la directora de Cejil, vía telefónica poco después de regresar a Costa Rica, donde su organización tiene la sede.

El secretario ejecutivo de la CIDH, Paulo Abrão, explicó que “habíamos invitado al Cejil para reuniones en Managua, pero no los han dejado entrar. La presidenta de la CIDH, Margarette Macaulay, que está en visita al país en este momento junto al Meseni, va a pronunciarse a los medios locales”.

El equipo informó que fueron “escoltadas” para salir de Nicaragua. “Nos niegan ingreso pese a tener invitación formal. Echan mano de artilugios y nos devuelven en menos de una hora”, dijeron.

“Al pedirles una explicación, los oficiales reiteraron que el permiso no lo pedimos con suficiente antelación y como insistimos, dijeron que era una decisión soberana de Nicaragua”, relató Aguiluz.

La relatora para Nicaragua de la CIDH, comisionada Antonia Urrejola, calificó como “inaceptable situación”, la negación del Gobierno nicaragüense para permitir el ingreso del organismo internacional de derechos humanos.

Antecedente 

El Cejil, junto con el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), presentó una demanda ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos el 14 de noviembre del 2003, después de que la CIDH presentará la suya el 27 de junio de ese mismo año, contra al Estado de Nicaragua porque el Consejo Supremo Electoral impidió al partido indígena Yatama participar en las elecciones municipales, a pesar de que el grupo cumplió con todos los requisitos legales.

Del 4 al 15 de marzo de 2005, el Cejil litigó ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos, el caso contra Nicaragua sobre Yatama, que finalmente ganaron.

Organismos de DD. HH. condenan expulsión

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) condenó la acción del gobierno nicaragüense de impedir el ingreso a la delegación del Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (Cejil).

La directora del equipo jurídico de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), Karla Sequeira, comentó que con la expulsión del equipo de Cejil, se agudiza la crisis de Nicaragua en relación a los defensores de derechos humanos.

“El Cejil es un organismo de prestigio internacional y por segunda ocasión son expulsados por su labor. Con esto, el mensaje que el Gobierno de Nicaragua da es que no está interesado en lo que piense la comunidad internacional sobre la situación de derechos humanos. Se está aislando”, dijo Sequeira.