•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Debido a la desconfianza de las víctimas y familiares en las autoridades encargadas de las investigaciones y el enjuiciamiento de los responsables de hechos violentos ocurridos desde el 18 de abril, el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) propuso este viernes la creación de una Fiscalía Especial con personal “de prestigio indudable” para impartir justicia a todas las víctimas.

El GIEI, durante una conferencia sobre los avances de su trabajo en Nicaragua, señaló este viernes la falta de transparencia, independencia y autonomía del Ministerio Público. El informe final será presentado en diciembre.

“El GIEI considera que, ante la demostrada ausencia de garantías de una actuación independiente y objetiva del sistema penal, el Estado debería establecer de forma urgente una Fiscalía Especial, para investigar los hechos de violencia”, recomendó el grupo en un comunicado.

El Grupo argumentó que muchas familias ni siquiera han interpuesto denuncias porque no creen en el sistema judicial, y otras que se han acercado al Ministerio Público “no han recibido respuestas acordes a su calidad de víctimas”.

Parciales 

La propuesta de una Fiscalía Especial se da porque a la fecha no han observado independencia en las investigaciones y porque los casos que se están judicializando, únicamente están centrados en víctimas que son policías o simpatizantes del Gobierno.

Amerigo Incalcaterra, integrante del GIEI, explicó que la Fiscalía Especial que proponen debería ser creada mediante una ley o conforme lo contempla el artículo 19 de la Ley Orgánica del Ministerio Público, “como forma de garantizar la independencia de los fiscales en la investigación y ejercicio de la acción penal”.

Pablo Parenti, del GIEI, dijo que esta Fiscalía Especial también debe ser dotada de fiscales debidamente seleccionados “que gocen de un prestigio indudable y sean del consenso de la mayor parte de los sectores de la sociedad civil nicaragüense”.

“Las investigaciones en este contexto deben ser imparciales y objetivas, pero lo que hemos visto es una desconfianza generalizada de las víctimas hacia la Fiscalía. Hay algunos casos en los que han denunciado, pero les piden a las víctimas llevar las pruebas y los testigos”, explicó Parenti.

Investigar en la Policía

El GIEI lamentó que a la fecha no hay ninguna investigación interna en la Policía, por el uso desproporcionado de la fuerza contra manifestaciones antigubernamentales.

La información obtenida por el GIEI demuestra que los operativos policiales incurrieron en un uso desproporcionado de la fuerza, que puso en serio riesgo la vida e integridad física de gran número de personas, muchas de las cuales resultaron muertas o heridas.

“Está demostrado que las fuerzas policiales actuaron en connivencia con grupos paraestatales para controlar, dispersar y reprimir las protestas. No se puede dejar de señalar que a pesar de las numerosas imágenes que dan cuenta del abuso de la fuerza por parte del Estado, no se ha informado que exista ninguna investigación o sentencia contra policías o contra personas que hayan actuado de manera coordinada con la Policía”, apuntó el GIEI.

Lamenta sufrimiento

Otro aspecto que el GIEI pudo constatar, fue la falta de acceso de muchas personas heridas a una debida y oportuna asistencia médica en el sistema de salud público. Además, que en gran número de casos el Estado no cumplió con su deber de realizar autopsias, “medida que resulta fundamental para esclarecer los hechos”.

“El GIEI lamenta el sufrimiento de las víctimas y sus familiares y entiende que este sufrimiento se agrava por la negativa del Gobierno de reconocer su condición de víctimas y estigmatizarlas. Igualmente, expresa su preocupación por el reclamo de muchas de las personas consultadas a las cuales el Gobierno ofreció reparaciones a cambio de que los familiares de la víctima no presenten denuncias ante el sistema de justicia”, agrega el comunicado.

Amerigo Incalcaterra, Sofía Macher, Claudia Paz y Paz, y Pablo Parenti, integrantes del GIEI.

En ese sentido, Sofía Macher, integrante del GIEI, afirmó que “la reparación a las víctimas no puede ser una moneda de cambio frente a la impunidad”. Por tanto, el Grupo presentará al Estado un Plan Integral de Reparación a las víctimas.

Finalmente, los integrantes del GIEI lamentaron la falta de cooperación de las autoridades nicaragüenses y aseguraron que hasta la fecha no han podido acceder a ni un solo expediente del Ministerio Público sobre las investigaciones en curso.

Por su parte, Luis Almagro, secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), dijo que este organismo “hace suyo el informe del GIEI y solicita al Gobierno de Nicaragua que acepte la recomendación de crear una Fiscalía Especial para la investigación de la violación sistemática y reiterada de los derechos humanos, denunciada por el grupo de expertos”.