•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las 12 recomendaciones que hizo la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Oacnudh) al Gobierno de Nicaragua desde hace dos meses, que incluyen poner fin a la represión, detener los arrestos e investigar a los responsables de la violencia desatada desde abril, no han sido implementadas por las autoridades nicaragüenses, según un nuevo informe de esa oficina de la ONU publicado ayer.

“A la fecha no se han observado progresos importantes, y tampoco el Gobierno ha adoptado ninguna medida de las recomendadas”, indica el primer informe mensual de la Oacnudh sobre la situación de los derechos humanos en el país, que aborda específicamente lo acontecido en septiembre.

En cambio, la ONU reporta entre el 1 y 30 de septiembre “un marcado incremento de hostigamientos, intimidaciones y criminalizaciones en contra de personas que participaron en las protestas, así como de defensores y defensoras de derechos humanos”.

En comparación con el mes de agosto, reportaron un incremento en los ataques armados contra los manifestantes que han sido ejecutados por grupos afines al Gobierno. 

Tras su expulsión del país a finales de agosto, la Oacnudh ha continuado monitoreando la situación de derechos humanos en Nicaragua desde el exterior, desde donde ha realizado 38 entrevistas. 

Además, han llevado a cabo 31 entrevistas presenciales en Panamá y Costa Rica, incluyendo víctimas de violaciones de derechos humanos, representantes de la sociedad civil, académicos y organizaciones internacionales y regionales de derechos humanos.

Dentro de los principales patrones de violaciones de derechos humanos que identifica la Oacnudh en septiembre, están el incremento de los ataques contra el derecho a la libertad y a la reunión pacífica y restricciones a su ejercicio y el aumento de detenciones de personas asociadas a las protestas. Las amenazas y el hostigamiento hacia las personas que se oponen a las políticas gubernamentales y defensores de derechos humanos también han continuado. 

Presentados por la policía

La Oacnudh también lleva un recuento de las personas que han sido presentadas oficialmente por la Policía a través de su sitio web. En septiembre, 59 hombres, cinco adolescentes varones y dos mujeres fueron capturados por delitos supuestamente cometidos en el marco de las protestas.

“La mayoría de estas personas detenidas son estudiantes y líderes sociales que han tenido un rol importante en las protestas desde el 18 de abril de 2018”, asegura el informe, que detalla que el mayor número de detenciones han tenido lugar en Managua y Masaya.

En este sentido, el Oacnudh aclaró que “se mantienen los patrones sobre detenciones ilegales” que han cometido la Policía y grupos armados afines al Gobierno, quienes capturan sin órdenes de arresto. 

“La Oacnudh reitera la importancia de terminar inmediatamente los ataques, hostigamientos y criminalización contra los manifestantes, defensores y defensoras de derechos humanos, y otras personas”, enfatiza el informe, en el que se destaca que dicha oficina “permanece dispuesta a cooperar” con las autoridades de Nicaragua y la sociedad civil.