•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Pobladores del departamento de Rivas implementaron un nuevo método de protesta contra el Gobierno de Nicaragua este viernes por la noche al quemar llantas en el Puente Gil González, de la carretera Panamericana Sur, denominando tal acción como “tranque relámpago”.

El hecho se realizó aproximadamente a las diez de la noche, con el objetivo de exigir libertad de todos los manifestantes que se encuentran  detenidos por protestar contra el Gobierno.

La manifestación con el “tranque relámpago”, fue difundida a través de redes sociales, donde los ciudadanos decidieron “bautizar” de esa forma ese método de protesta.

Rivas fue uno de los departamentos donde hace unos meses los manifestantes levantaron tranques para protestar contra el Gobierno, siendo uno de los lugares donde más se vio afectada la circulación vehicular.

Los tranques en Rivas paralizaron el tráfico vehicular por más de un mes, obligando a transportistas nacionales e internacionales  a estar varados sin poder llegar a sus destinos, la mayoría de ellos se dirigían a Costa Rica y Honduras.

 De interés: Policía asedia plantón de madres en Juzgados de Managua

En Rivas los tranques fueron desmontados el 22 de junio durante la “operación limpieza” que ejecutó la Policía Nacional en compañía de civiles armados.

El tranque donde los manifestantes se mantuvieron durante más tiempo fue el que estaba ubicado en el kilómetro 108, ante esta situación, la población rivense sufrió la escasez de gasolina.

En junio las 4 gasolineras que brindan servicios en Rivas agotaron sus reservas, el desabastecimiento se extendió también a las tres estaciones de la Isla de Ometepe y ante la escasez surgieron puestos de ventas en algunos barrios y comunidades de ese departamento.

El galón de gasolina llegó a costar entre 200 y 300 córdobas. De acuerdo con los vendedores, el combustible era llevado desde Costa Rica, para poder suplir la demanda de los rivenses.