•  |
  •  |

Los casos sospechosos de virus H1N1, o gripe A, se han triplicado en los últimos cinco días en el país.  Mientras, en el resto de Centroamérica siguen en aumento los casos confirmados con el virus, y es Panamá el que marca la tendencia con  40 casos confirmados.    
El titular del Ministerio  de Salud, Minsa, Guillermo González, informó ayer al canal de televisión oficialista que están dando “seguimiento” a 72 personas, de un total de 2,500 que han entrado al país procedente de naciones donde está presente la gripe.
Ejemplificó que en el Aeropuerto Internacional ya instalaron cámaras térmicas que les están permitiendo detectar a las personas con fiebre.  “Esto nos está ayudando a seleccionarlas, clasificarlas y evaluarlas rápidamente”,  expuso.
El Ministerio ha efectuado, del  24 de abril a la fecha, 36 pruebas rápidas, “y ninguna ha salido positiva”, aseguró el ministro.  Eso significa que aún  no hay casos confirmados a nivel local.  
Algo que no puso en duda la doctora Josefina Bonilla, Directora Ejecutiva de Red  Nica Salud, pues a su juicio el Minsa cuenta con una de las mejores redes de organización y monitoreo a nivel regional.

Bajan muertes por neumonía
El ministro de Salud, por su parte, destacó que debido a las medidas de prevención que han materializado a nivel local, las muertes por afecciones respiratorias se han reducido en las últimas dos semanas.
“Si comparamos las últimas dos semanas  (que van  del 4 al 15 de mayo)  con las  de 2008, vemos que el año pasado en este mismo período registrábamos 18 decesos por neumonía, y este año sólo cuantificamos un deceso, eso se debe a que la población esta acudiendo al primer síntoma a las  unidades de salud, y esto es una buena noticia”, dijo el titular.
A eso agregó el hecho de que cuentan con más pruebas rápidas, ya que la Organización Panamericana de la Salud, OPS, les entregó el jueves pasado kits para la detección  rápida del virus.