•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El arzobispo de Managua, cardenal Leopoldo Brenes reafirmó que la crisis política en Nicaragua se solucionaría al realizarse elecciones anticipadas. “Nuestro deseo es que el clamor del pueblo de Nicaragua, que quiere elecciones transparentes y limpias, sea escuchado”, afirmó en una entrevista con el portal de noticias Vatican Insider.

“Como hombres de esperanza anhelamos que esa esperanza (de realizar elecciones anticipadas) pueda verse realizada. Si así no fuera, caeremos en el precipicio que tenemos delante, con una comunidad que ya no podrá vivir en paz”, respondió Brenes al medio vaticano.

En la entrevista titulada “¿Se precipita Nicaragua hacia una nueva guerra civil?”, el prelado hace referencia a que la Conferencia Episcopal de Nicaragua ha planteado al presidente Daniel Ortega la necesidad de realizar cuanto antes las elecciones.

“Hemos pedido elecciones anticipadas y eso sería lo mejor”, reiteró Brenes.

Además, el cardenal comentó que todas las situaciones que se viven en el país son del conocimiento del papa Francisco, quien ha sugerido a los obispos nicaragüenses que continúen siendo partícipes del diálogo nacional.

“Que no nos alejáramos del camino del diálogo. Él considera que es la única vía de salida, dijo Brenes 

Aconseja al presidente

Consultado sobre qué le diría al presidente Daniel Ortega, a manera de consejo para salir de la crisis, Brenes respondió que este debería escuchar a su pueblo, “al pueblo que él debe servir”.

“Que (Ortega) considere lo que le reclama (el pueblo). Que discierne bien. Que después tome una decisión que beneficie al pueblo. Que el día de mañana el pueblo se lo agradezca, porque ha tomado una decisión no solo en beneficio de sus partidarios, sino para todo el pueblo de Nicaragua”, dijo Brenes.

Aunque durante esta semana la Iglesia católica ha sido atacada, a través de una campaña contra el arzobispo auxiliar de Managua, monseñor Silvio Báez, el máximo jerarca del catolicismo en Nicaragua, afirmó que no cree que vaya a existir en el país un “Romero de Nicaragua”, refiriéndose al mártir salvadoreño Óscar Arnulfo Romero.

“Es difícil. Los santos son irrepetibles”, enfatizó Brenes.

Nicaragua cumplió el 18 de octubre pasado seis meses de haber caído en una profunda crisis política que ha causado la muerte de entre 325 y 528 personas, según organismos defensores de derechos humanos internacionales y locales.