•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Labores de ornamentación y restauración, destinadas a embellecer los cementerios municipales se han puesto en marcha en los departamentos de Rivas y Estelí, en víspera de la ya tradicional llegada masiva de pobladores a conmemorar el día de los difuntos.

Francisco Beltrán Zapata Rueda, administrador del cementerio San Pedro, en Rivas, aseguró los trabajos de embellecimiento iniciaron desde hace un mes, con la eliminación de hierbas, matorrales y extracción de basura, así como la rehabilitación de las luminarias de la avenida principal del cementerio.

Las calles internas del cementerio también han sido rehabilitadas por las cuadrillas de trabajo de la municipalidad. 

“Estos trabajos se encaminan a mejorar el cementerio  y también tienen como propósito ofrecer un rostro digno y atractivo a los miles de personas que visitan el 2 de noviembre este camposanto, por eso también se han pintado árboles y cunetas de la calle central del cementerio”, afirmó Zapata.

En el cementerio público municipal San Francisco de Asís, no está permitido que los familiares de los difuntos dejen basura en el cementerio. Máximo Rugama/END.

A los trabajos emprendidos por la municipalidad se le han unido en los últimos días, decenas de rivenses, quienes llegan a mejorar las imagen de tumbas y bóvedas, donde reposan sus deudos.

“Yo he estado viniendo a ver y hacer mejorías a las bóvedas donde descasan, mi esposa y mi hermano, es notorio la mejoría que se le está haciendo al cementerio y sobretodo en el área de limpieza y el restablecimiento de las luminarias de la avenida principal”, refirió  Augusto Ruiz Guerrero, de 65 años, uno de los pobladores que este domingo se encontraba en este campo santo. 

Las calles internas del cementerio también han sido rehabilitadas por las cuadrillas de trabajo de la municipalidad. Lesber Quintero/END.

En el municipio de Estelí también se están limpiando los cementerios San Francisco de Asís, el Panteoncito “El Carmen”, y otros como el campo Santo de El Regadío (norte), y Santa Cruz (al sur), La Montañita en el oeste y Miraflor, que son zonas de alta concentración  poblacional.

Para estos proyectos se destinaron al menos tres unidades que ordinariamente realizan la recolección de desechos sólidos en la ciudad, para que puedan trasladar la basura que sale de los camposantos, al vertedero.

En el cementerio público municipal San Francisco de Asís, no está permitido que los familiares de los difuntos que realicen mejoras o transformaciones en las lápidas dejen basura en el cementerio.