•   León, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Leonardo José Ortiz, propietario de la Nueva Radio Atenas en León, fue puesto en libertad este domingo en horas de la mañana, después de haber sido retenido y señalado de posesión de armas de fuego y otros delitos menores por parte de la Policía Nacional.

Horas después de su libertad, Ortiz, de 57 años, fue trasladado por familiares a un centro asistencial privado por presentar complicaciones de la presión, aunque se confirmó que su condición de salud es estable.

La empresa radial y domicilio del empresario radial lucieron este domingo con las puertas cerradas.

Azucena Cárcamo, agradeció el respaldo solidario de las personas que estuvieron pendientes de la liberación de su esposo, además calificó como desagradable la situación que le tocó vivir a la familia en las últimas 48 horas, durante el proceso de investigación policial.

La señora Cárcamo manifestó que debido a que su esposo presentaba complicaciones de salud, prefirió guardar reposo en compañía de su familia, además que evitó brindar más declaraciones.

“Lo único que sé, es que fue puesto en libertad a las 9:30 a.m., que lo trataron bien durante el periodo de las 48 horas que estuvo retenido en las cárceles preventivas, que lo investigaron por los señalamientos que le hicieron y que se encuentra recuperándose de su estado de salud”, afirmó Cárcamo. 

Un hijo del señor Ortiz aclaró que su progenitor nunca participó en marchas, protestas o tranques, sin embargo, denunció que hay personas inescrupulosas que tratan de dañar la reputación de una persona que dedica su tiempo al trabajo y la familia. 

Sobre las armas

También denunció que las armas en un predio baldío que colinda con la empresa radial fueron lanzadas por dos sujetos a bordo de una motocicleta tenían el claro motivo de involucrar a Ortiz en hechos delictivos.

La empresa radial y domicilio del empresario radial lucieron este domingo con las puertas cerradas.

La Nueva Radio Atenas es una empresa familiar con 11 años de funcionamiento, ha sido acosada desde abril cuando iniciaron las protestas antigubernamentales; se caracteriza por su programación variada, música, deporte y programas noticiosos críticos al gobierno.

Otra de las emisoras acosadas es radio Mi Voz, su perfil es cristiano, pero cuenta con espacios críticos al Gobierno. 

En el caso de Radio Darío, sus instalaciones fueron quemadas el pasado 20 de abril, continúa siendo acechada en sus nuevas instalaciones.