•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El plantón azul y blanco, para exigir la libertad de todos los presos políticos que se realizaría a la 1:00 p.m. de ayer, en el Mirador de Catarina, fue cancelado debido a la presencia de varias camionetas de antimotines y civiles armados, quienes desde tempranas horas se desplegaron en varios puntos de la ciudad.

Los líderes del Movimiento 19 de Abril de Catarina, pidieron a la población autoconvocada que se suma a la manifestación no hacer presencia, debido a que las fuerzas de choques llegan con el objetivo de agredir, secuestrar y dar persecución a los manifestantes.

Erick Salazar, miembro del Movimiento 19 de Abril de Catarina, explicó que la concentración fue anunciada desde días antes a través de las redes sociales, donde se exigiría libertad por cada una de las personas que están secuestradas en El Chipote.

“El plantón de este domingo fue cancelado de inmediato, porque desde en horas de la mañana, varias patrullas policiales, antimotines y sujetos armados que andan encapuchados se tomaron las calles y exponernos es algo muy arriesgado, queremos mantener a salvo y seguro la vida de los autoconvocados”, dijo el miembro del M19.

El Movimiento 19 de Abril de Catarina manifestó que seguirán llevando a cabo protestas relámpagos o pacíficas en los próximos días. “Por nuestros muertos, desaparecidos y presos políticos no vamos a detenernos, las calles le pertenecen al pueblo que clama que se vayan los asesinos”, agregaron los autoconvocados.

Calles asediadas

Los manifestantes azul y blanco detallaron que los antimotines se tomaron las calles y carreteras aledañas al Mirador de Catarina, además están desplegados en varios puntos para detenerlos y luego culparlos de algún delito falso.

“Esto no solo se vive cuando hay manifestaciones, sino también cualquier día, hora y lugar, según ellos para brindar seguridad, pero lo único que hacen es andar sembrando temor en los pobladores, para que no salgan a las calles a manifestarse”, expresó Reyna Hernández, habitante del lugar.