•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En los primeros 20 días de octubre se registró un acumulado de más de 500 milímetros de lluvia en todo el país, según el boletín climático del Instituto Nicaragüense de Estudio Territoriales (Ineter).  

La mayor parte de las precipitaciones cayeron en la primera semana de octubre, cuando el país estuvo bajo la influencia de dos áreas de baja presión en el Caribe y el Pacífico y dejó un acumulado de 400 milímetros.  

Esto significa que en los primeros 20 días de octubre cayó la misma cantidad de precipitaciones que normalmente se registra en medio año en la región del Pacífico de Nicaragua, donde el promedio anual es de 1,200 milímetros. 

Mario Montoya, oficial de Cambio Climático del Centro Humboldt, aseguró que en 20 días se presentaron varios fenómenos, que al sumar la lluvia que descargaron en todos los departamentos, se tiene como máximo entre 500 a 600 milímetros. 

“Esto se puede demostrar con las estaciones ubicadas en Somotillo y Villa Nueva (sitios catalogados como secos) que se han registrado 510 milímetros”, precisó. 

Según Ineter, “en la segunda decena de octubre los acumulados de lluvias se presentaron rangos de 1.0 milímetros a mayor de 500 milímetros”. Los promedios de precipitación están por arriba de los promedios históricos, indican.

Las lluvias provocaron la muerte de al menos 21 personas. Más allá de las víctimas mortales, no ha habido muchos daños materiales.  

Para la segunda decena de octubre, en la Región del Pacífico se presentó la siguiente distribución de las lluvias: en el Pacífico Occidental y Central se registraron valores de 200 milímetros. 

En el Pacífico Sur, alrededor de 50 milímetros. En cambio, en la región norte se registraron lluvias cercanas a los 500 milímetros. Mientras que en la región central y las regiones del Caribe, alrededor de 200 milímetros. 

Beneficios y perjuicios

A criterio de Denis Meléndez, director de la Mesa Nacional de Gestión de Riesgo, los últimos eventos climáticos nos recuerdan lo vulnerable que es el país ante las lluvias. 

En caso de Managua, indicó que las afectaciones de estas lluvias no superan otros desastres que marcaron la historia de la capital, como el aluvión de 1870, cuando gran cantidad de lodo y piedras descendieron desde las sierras de Managua, el 4 de octubre, por las constantes lluvias. 

Tampoco se le compara a la inundación de 1933, cuando el lago de Managua alcanzó 44.33 metros sobre el nivel de mar, anegando casi todo el centro de Managua, en aquel entonces.  

Sobre las afectaciones de las lluvias, Meléndez indicó que están las muertes y las casas que fueron destruidas debido a las inundaciones. También causó algunos daños a cultivos, principalmente al café. 

Meléndez afirmó que tampoco se puede obviar el beneficio que han provocado las lluvias de octubre. Destacó que los cuerpos de aguas superficiales como ríos, lagunas y quebradas se han recuperado. 

De igual manera, las fuentes subterráneas también pueden haberse recuperado del estrés hídrico que estaban sufriendo a inicios del invierno y durante la canícula, entre julio y agosto, según el experto. 

Últimos pronósticos

Los últimos pronósticos climáticos indican que habrá menos lluvias de lo normal en la primera semana de noviembre, principalmente en las regiones Pacífico, Norte, Central y Caribe Norte. 

Asimismo, se pronostica que una zona de alta presión estará generando temperaturas más altas de lo normal. Todo el país sentiría la influencia de este fenómeno, según los reportes.