• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • ACAN-EFE

Los manifestantes de Nicaragua llamaron hoy a la población a "vestir" los cementerios con los colores de la bandera nacional, azul y blanco, el 2 de noviembre, Día de los Difuntos, en protesta contra el Gobierno.

El llamado, emitido por los miembros de la Unidad Nacional Azul y Blanco, tiene como objetivo demostrar repudio al Gobierno por centenares de personas fallecidas en protestas desde el estallido social del 18 de abril pasado.

La Unidad invitó a la población a pintar de azul y blanco las tubas, así como decorarlas con flores, globos, banderas y objetos del mismo color, como una forma de protesta pacífica contra el Gobierno.

El llamado se da en medio de una crisis sociopolítica que, según organismos humanitarios ha dejado más de 300 muertos.

Hoy en Managua diferentes barrios fueron pintados de azul y blanco, en protesta contra el Gobierno local.

Postes de tendido eléctrico o de telefonía, paredes y monumentos, aparecieron pintados de azul y blanco en la capital nicaragüense.

La particular protesta se observa principalmente en los barrios del este de Managua, la zona donde más personas han muerto en ataques armados de las "fuerzas combinadas" del Gobierno, compuestas por policías, antimotines, y parapolicías, según organizaciones humanitarias locales e internacionales.

El cementerio General: cadáveres y trozos de historia

Ante las detenciones realizadas durante las últimas manifestaciones la población nicaragüense se las ha ingeniado para buscar distintos tipos de protestas en contra del Gobierno.

El gobierno de Nicaragua informó este lunes que el próximo 2 de noviembre, día en que los nicaragüenses conmemoran a los difuntos, será declarado de asueto con goce de salario, para los trabajadores del Estado.

Con respecto a los trabajadores del sector privado, son las empresas las que deciden si sus trabajadores laboran el día completo o les dan mediodía libre.

En Nicaragua, como en otros países, cada 2 de noviembre miles de personas van a los cementerios y arreglan las tumbas con flores, recordando a sus seres queridos y, en algunas familias, llevan conjuntos de música para sonar las canciones que más gustaban a sus deudos.

El gobierno de Nicaragua informó este lunes que el próximo 2 de noviembre, día en que los nicaragüenses conmemoran a los difuntos, será declarado de asueto con goce de salario, para los trabajadores del Estado.